Batman El Guante Negro

Batman El Guante Negro

Hoy vamos a hablar de Batman El Guante Negro.
Ecc cómics sigue recopilando toda la etapa de Grant Morrison al frente del Caballero Oscuro, una colección muy larga que acaba de empezar y, actualmente, se sitúa en su cuarto volumen titulado “El Guante Negro”, donde el guionista escocés después de “Batman e Hijo” y el crossover “La Resurrección de Ra´s al Ghul”, sentaba las bases de “Batman R.I.P” una de sus historias más aclamadas al frente del Murciélago. En este tomo, Morrison, se rodea de artistas como J.H. Williams III, Tony S. Daniel o Ryan Benjamin, para desarrollar dos arcos argumentales bien definidos y, aparentemente, independientes entre si.

Argumento

En la primera historia, titulada “El Guante Negro”, Morrison nos demuestra, como ya ha hecho tantas veces, su conocimiento sobre los personajes del Universo Dc, en este caso, recuperando en la serie del Caballero Oscuro, aquellos “Batman de todas las naciones”, un concepto introducido allá por los años 50 en Detective Comics #215. En el volumen que estamos reseñando, todos los miembros de este grupo inspirados por la figura del Murciélago, incluido el propio Batman y Robin, son convocados por John Mayhew, multimillonario y creador del llamado “Club de Héroes”. La reunión, concertada en una enorme isla paradisiaca, se tuerce cuando algunos de los componentes están siendo asesinados.

A partir de este momento, personajes como el Caballero, versión británica de Batman o el Gaucho, de origen argentino, se unen a Bruce Wayne para resolver este caso, al más puro estilo detectivesco, recordando a las obras de autoras como Agatha Christie. 

Batman el Guante Negro

Con el número titulado “Medicina espacial” se inicia la segunda historia que compone este tomo. En este arco, el guionista escocés retoma algunos de los sucesos acaecidos en el primer volumen de la colección, donde hacían acto de presencia tres versiones de Batman muy distintas. Ahora, el peligro de estos Hombres Murciélago se hace patente y podremos conocer cuales son sus orígenes.

Mientras tanto, Bruce Wayne tendrá que afrontar las consecuencias de un experimento al que se sometió hace muchos años y le está provocando, actualmente, alucinaciones de todo tipo, donde aparecen personajes tan importantes y emblemáticos en la historia de Batman, como Joe Chill o Bat-Mito. Este cuarto volumen se completa con un último número llamado “El demonio de nueve ojos”, donde se atan algunos cabos sueltos dejados en la serie 52y sirve de puente hacia la historia “Batman R.I.P”. 

Guion y dibujo

Hasta ahora la principal aportación de Morrison a la mitología del Caballero Oscuro ha sido la incorporación de Damian como hijo de Bruce Wayne. Todos sabemos que lo mejor de esta etapa tan extensa todavía está por venir, aun así, los tomos disponibles hasta la fecha son realmente disfrutables y se constituyen como un gigantesco rompecabezas donde integrar en un solo canon las aventuras experimentadas por Batman desde su creación a finales de los años 30. 

Batman Grant Morrison

El Guante Negro

El guionista escocés vuelve a mostrar referencias constantes de las diferentes épocas vividas por el personaje, algo que ya ha hecho y seguirá haciendo en obras posteriores. De esta forma, “el Guante Negro” se convierte en un pequeño relato donde aprovecha el aspecto más detectivesco del Murciélago, dotando a esta breve historia de un halo de misterio que nos mantendrá expectantes hasta el final. Pero la calidad de este breve arco argumental es elevada con el arte de J.H. Williams III. Un dibujante extraordinario, que maneja una amplia gama de estilos diferentes y se adaptan perfectamente a esta obra, mezclando escenas de acción con secuencias narrativas más complejas.

Su versión del “Club de Héroes” es magnífica, retratando a cada uno de los miembros con estilos que recuerdan a diferentes artistas clásicos del medio. Es indudable que tanto el guion como el dibujo se compenetran muy bien en esta obra autoconclusiva, pero con final abierto, conformando una historia realmente recomendable. 

Batman Guante Negro Ecc

Los fantasmas de Batman

En el siguiente arco argumental, Morrison recupera, de nuevo, un personaje olvidado de la historia clásica “Robin dies at dawn”, donde Batman experimentó una serie de alucinaciones que provocaron el abandono de su trabajo como héroe. En esta historia, iniciada con “Medicina espacial”, diferentes policías han asumido la identidad de Batman, algunos de ellos con trajes que homenajean momentos concretos de la historia del Murciélago.

Además, veremos las consecuencias del rito al que se sometió Bruce Wayne en la serie 52, conocido como Thögal. El dibujo de esta segunda historia está realizado por un Tony S. Daniel distinto al que podemos ver en la actualidad, su estilo no está tan pulido, pero en esta ocasión cumple con momentos de acción muy bien plasmados y un diseño de Batman agresivo y potente. El último número de este volumen, llamado “El demonio de nueve ojos”, sierve para atar algunos cabos sueltos presentados en el primer tomo de esta colección guionizada por Morrison, e introducir nuevos aliados del Caballero Oscuro. Del dibujo se encarga Ryan Benjamin, un artista que ofrece un arte correcto y se asemeja al estilo de Tony Daniel, pero no está a la altura de la calidad ofrecida por J.H. Williams III, magistral en el primer arco de este tomo.

Conclusiones

En definitiva, después de dos volúmenes de esta colección en la que Morrison plantaba las bases a seguir a lo largo de su extensa etapa al frente de Batman, en este tomo las historias van adquiriendo, poco a poco, mayor interés con tramas terrenales, donde os encontrareis a un Caballero Oscuro más detectivesco y otro más heroico y espectacular. En general, dos arcos argumentales de enorme calidad, especialmente el primero, que muestran las ideas desarrolladas por el guionista escocés en números posteriores. 

Juanpedro Tocino Castro

En esta web puedes encontrar otras reseñas y artículos de Batman, si estás interesado en el personaje.

Os dejamos enlaces a lás más destacadas.

Batman guía de lectura
Batman Grotesk
Batman. Los Archivos Negros.
Artículo. Batman y Robín.


Artículo. Batman y Robin.

Artículo. Batman y Robin.

Hoy vamos a hacer un repaso a la colección de Batman y Robin, publicada en España en 7 tomos por ECC.

Los grandes guionistas no sólo se reflejan en las narraciones mismas que dejan para la posteridad, sino en las líneas – fuerza que abren con sus argumentos y que, otros autores toman y desarrollan. Grant Morrison es uno de ellos.

Un ejemplo lo tenemos en su trabajo con los X – Men, cuando fue llamado por Marvel para revitalizar a los mutantes, cosa que hizo, tirando de lo nuevo y de lo viejo. No sólo hizo una etapa meritoria de los mutantes sino que los que vinieron detrás, bebieron de las ideas que Morrison había ido dejando a lo largo de los números en los que estuvo al frente de los mutantes. Otro es Batman.

Batmany Robin

La inflcuencia de Morrison en Batman.

En Batman, Morrison dio un giro a la historia del hombre murciélago, no sólo usando el nombre de Batman como franquicia, sino matando y resucitando al personaje y dándole un vástago, Damián, nieto de Ra`s al Ghul e hijo de Talía. Con Damián, DC abrió una nueva colección, Batman e Hijo, cuyos primeros números estuvieron a cargo del escocés para terminar finalmente en manos del dúo formado por Peter Tomasi y Patrick Gleason. Si el comienzo de esta pareja fue titubeante, por llamarlo de alguna manera, tras el reinicio del Universo DC, ambos retomarían con fuerza a esta pareja, dejándonos un buen puñado de buenas historias.

Batman y Robin Splahs Page

Batman y Robin.

Batman y Robin no es sólo un tebeo que cuenta las aventuras de Batman y su hijo, Damián, es algo más. No son sólo aventuras y golpes, que también, sino la excusa de la que se sirve Tomasi para profundizar en la relación de Bruce Wayne con su hijo y en la del primero con el resto de adoptivos que ha ido cobijando en la mansión a lo largo de los años. Explora la relación padre – hijo, lo que no deja de ser llamativo ya que si lo que hemos visto en otras colecciones es la relación entre la madre y un hijo, en estos tiempos tan devaluados para la figura del varón, no deja de ser interesante que Tomasi haga el esfuerzo en este aspecto, lo que no deja de ser importante, tanto por el enfoque – menos tratada que la filiomaternal -, tanto por las circunstancias.

Los arcos argumentales.

Si en los dos primeros arcos disfrutamos de las aventuras de ambos personajes, sumergiéndonos en el pasado de Batman y como afecta a la relación entre éste y su hijo, además de encontrarnos con un cruce perteneciente a la saga La Noche de los Búhos, el tercer volumen nos conducirá hasta el evento La Muerte en la Familia. Tras este arco, vendrán las luctuosas consecuencias de la muerte de Damián ocurrida en la cabecera Batman Inc, perpetrada por Grant Morrison.

El cuarto volumen, quizás el mejor de la colección en mi humilde opinión, Tomasi y Gleason navegarán por los distintos estadios por los que pasa el Murciélago ante la pérdida de su hijo. Así nos encontramos con títulos como Ira, Depresión, Aceptación…, que no sólo son una evocación a los sentimientos de un padre, cualquier padre, ante la pérdida de un hijo, sino que sirven de fulcro para indagar en la personalidad de Batman en un nuevo aspecto de la realidad que no había sido explorado antes.

En el quinto volumen, asistimos a un interludio con Dos Caras, personajes que aparecía como subtrama o más bien como fondo en los capítulos anteriores. Historia llena de patetismo con un final desesperado.

Pero como es lógico, no puede haber una cabecera con dos personajes en el título donde uno de ellos haya muerto, por eso, a partir del sexto tomo, Batman se dispone a recuperar el cuerpo de Robin que había sido robado por su abuelo. El desenlace es el esperado, lo que nos llevará al último volumen, con estrambote incluido.

Batman y Robin

Valoración.

¿Qué podríamos decir de esta serie, Batman y Robin? Pues que estamos ante unos tebeos muy bien hechos, una buen colección y no nos dolerían prendas en afirmar que es de las mejores de los Nuevos 52, tanto en el guión, como en el apartado gráfico, donde Gleason hace un gran esfuerzo tanto gráfico como narrativo, compenetrándose perfectamente con Tomasi. Especiamlente meritorio es el número mudo, el 18 USA, Incompleto, donde el dibujante hace un esfuerzo gráfico y narrativo importante para hacer comprensible un guión si apoyo de texto y diálogos.

En cuanto a la edición, podemos decir que en este caso ECC lo ha hecho muy bien. Edición cuidada, en cartoné, con muchos extras, con algún que otro guión incluído. Una pena que el tercer número no esté disponible en este formato.

En definitiva, una buena colección. Merece la pena que os acerquéis a la misma.

Marqués Valdegamas.

Reseña Los Terrifics. Historias multiversales

Reseña Los Terrifics. Historias multiversales

El evento deceita Dark nights: Metal, capitaneado por Scott Snyder, trajo consigo un nuevo concepto conocido como Multiverso Oscuro, el cual tiene un peso muy importante en los seis números que componen este primer tomo de Los Terrifics.

Una de las principales consecuencias de dicho evento, fue la creación por parte de Dc de una nueva línea llamada “The New Age of Heroes”, en la que se publicarían ocho nuevas series protagonizadas por personajes creados para la ocasión o por superhéroes generalmente olvidados. El grupo de The Terrifics, en este caso, estará compuesto por Michael Holt, el segundo
Mr. Terrific, Metamorfo, Plastic Man y Chica Fantasma. Como veis, personajes que no gozan de la popularidad que sí tienen héroes como Superman o Batman.

The Terrifics

Equipo creativo.

Aunque los elegidos para realizar estas nuevas series regulares son, a primera vista, garantía de calidad, es el equipo creativo de Los Terrifics, compuesto por Jeff Lemire e Ivan Reis, el que está, posiblemente, un peldaño por encima de todos los demás.

Jeff Lemire se ha convertido, por meritos propios, en uno de los mejores guionistas de la actualidad. Obras como Black Hammer, Gideon Falls, que tan buenas críticas está recibiendo en el mercado americano, o su etapa en la serie de Green Arrow, demuestran por qué es uno de los autores más deseados del momento. Por su parte, poco se puede decir que no se haya dicho ya sobre el espectacular dibujo de Ivan Reis, artista que, en la actual serie de Superman, junto a Bendis, o en el Aquaman de Nuevos 52, realiza un trabajo magnífico, algo que se repite en Los Terrifics. Es importante destacar la participación en este primer tomo de Evan Shaner y Joe Bennett, artista brasileño, que junto con Al Ewing está realizando la actual serie de Hulk en Marvel.

Unidos por el Multiverso Oscuro

Es curioso ver como últimamente, personajes, que a priori, no son los mas conocidos o atractivos para el gran público, están protagonizando las mejores obras dentro de las dos editoriales americanas más importantes. Ejemplos como Mr. Milagro en Dc o Rayo Negro en Marvel, demuestran, que a veces, son más importantes los autores que los propios personajes para llevar a cabo buenas historias. Algo parecido ocurre, en este caso, con The Terrifics, guionizado por Jeff Lemire y dibujado por Ivan Reis, Joe Bennett y Evan Shaner.

A lo largo de este primer tomo conoceremos a cada uno de los integrantes de este peculiar grupo, que, unidos por el Multiverso Oscuro, vivirán aventuras cósmicas y viajes que los llevarán por diferentes planetas y dimensiones. Jeff Lemire construye un equipo carismático, muy divertido y que congenia a la perfección, proporcionándonos historias con un sabor clásico, llenas de acción y, a veces, comedia, que puede recordarnos a otros grupos superheroicos como los 4 Fantásticos.

El guionista canadiense nos presenta esta nueva alineación de héroes de una forma muy orgánica, aprovechando las características de estos personajes y consiguiendo que empaticemos con ellos rápidamente. En lo que se refiere al apartado artístico, destaca indudablemente el dibujo de Ivan Reis, siempre espectacular, con una narrativa gráfica muy buena y splash pages, que son un deleite para la vista. Pero tampoco hay que desmerecer la labor de Joe Bennett y Evan Shaner, que cumplen perfectamente, realizando un trabajo a la altura de las circunstancias.

Edición.

Estos seis primeros números de Los Terrifics publicados a finales de enero por Ecc se han recopilado en un tomo de tapa blanda, con 136 páginas y a un precio de 13,50 euros. Esta edición, similar a las utilizadas por la editorial española para publicar otras series regulares de Dc, como la actual colección de Detective Cómics, Wonder Woman o Aquaman, es muy sencilla y no presenta ningún tipo de material extra. Aun así, es una edición muy recomendable para quien quiera seguir esta colección en España, a un precio realmente asequible.

Conclusiones.

En definitiva, un primer tomo muy entretenido, que sirve de carta de presentación y, sin duda, deja con ganas de más. Serie con sabor clásico, que gustará a aquellos que estén un poco harto de los grupos superheroicos de siempre y quieran algo fresco, alejado de los héroes más populares de Dc o Marvel. Una colección muy prometedora, de la que ya se han publicado doce números en USA y sigue a un nivel bastante alto.

Juan Pedro Tocino.

Genésis Mutante 2.0 o el ocaso de la franquicia mutante

Genésis Mutante 2.0 o el ocaso de la franquicia mutante

La Patrulla-X: Genesis Mutante 2.0
Marvel 100% HC - Panini Comics
(tomo tapa dura, color, 224 pags. 22€)
La Patrulla-X: Genesis Mutante 2.0
Marvel 100% HC – Panini Comics
(tomo tapa dura, color, 224 pags. 22€)

Génesis Mutante 2.0 es el título del tomo Marvel 100% HC en el que Panini Comics recopila los primeros números de la cabecera X-Men (a secas) cuyo primer número obtuvo el récord mundial del cómics más vendido en la historia, con más de 8 millones de copias, récord que aún sigue ostentando. Pero al mismo tiempo, también supuso la primera baldosa que llevaría a la franquicia mutante (y de paso a Marvel y al mundo del cómic en general) a sus horas más bajas.

Antes de analizar el tomo conviene explicar la situación que vivían las colecciones de mutantes en aquella época, probablemente la más exitosa de todos los tiempos. Un éxito que no quedaba solo circunscrito al título principal de Uncanny X-Men, nuestra Patrulla-X, sino a toda colección que tuviera a un mutante como protagonista.

Chris Claremont se había erigido como el Patriarca Mutante y la colección disfrutaba de una popularidad nunca vista que rivalizaba con algunos de los títulos más importantes de Marvel Comics.

No sólo la Patrulla-X gozaba de una buena salud, sino que otros títulos mutantes disfrutaban de las mieles del éxito: Factor-X se había convertido en la segunda cabecera mutante gracias al trabajo de Louise Simonson, colaboradora muy cercana de Claremont, los Nuevos Mutantes también a cargo de la señora Simonson se revitalizaron gracias a un toque más agresivo y violento con la incorporación de Cable como líder del grupo, por poner algunos ejemplos.

Precedentes

Hasta la fecha, los dos títulos principales (Patrulla-X y Factor-X) corrían sus aventuras por sendas paralelas. Por un lado la Patrulla-X se la daba por muerta tras una heroica redención a ojos de la opinión pública, y trabajaba de forma encubierta gracias a su paso por el «Lugar Peligroso». Factor-X, por su lado, había abandonado su mascarada de cazadores de mutantes, tras darse cuanto que hacía más mal que bien.

Ambos grupos había vívido unas muy estupendas aventuras que implicaban a muchos y grandes villanos como los Merodeadores, Mr. Siniestro, Apocalipsis, los magistrados de Genosha y un sin fin de enemigos. Habían sobrevivido a la Caída de los Mutantes, superado Inferno y otras muchas vicisitudes más.

Pero existía algo que los fans anhelaban, un morbo subyacente en ambas colecciones que llegaba a su máxima expresión cuando ambos grupos se cruzaban. Todos queríamos ver a la Patrulla-X original, llamados ahora Factor-X, volviendo a ser hombres-X y al mismo tiempo que la Patrulla-X actual siguiese siendo la Patrulla-X.

Cuando se producía un cross-over, la expectación era máxima, las chispas saltaban por todos lados y ambos equipos unidos eran capaces de enfrentarse a cualquier amenaza. Y fue cuando en uno de estos cruces se produjo el milagro: aquel, el de la Saga de la Isla Muir, en el que les enfrentó al Rey Sombra, llevando una vez más al límite a todos los hombres-X y que tras alzarse victoriosos, sucedió lo que todo el mundo pedía a gritos: la reunificación de la Patrulla-X.

La cuádruple portada de la edición especial de X-Men #1
La cuádruple portada de la edición especial de X-Men #1

Una nueva cabecera: X-Men

Así que con la Patrulla-X original de vuelta, la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos ahora tenía un numeroso grupo de mutantes dispuestos a dar sus vidas por cumplir el sueño del Profesor-X.

En esta ocasión no habría relevo como sucedió en la anterior Segunda Génesis: la moderna Patrulla-X no devolverían el testigo a la Patrulla-X original, ni esta última pensaba marcharse de nuevo.

Así que en la Casa de la Ideas tuvieron a bien crear un segundo título que además recuperaría el título original que tuviera la Patrulla-X original antes de ser relevada en esa segunda génesis, X-Men, sin más. Dejando el sobrenombre de Uncanny a la cabecera principal. Aquí en España, se optó por no traducir el título y usar por primera vez el término X-Men.

Como equipo creativo tendríamos a Chris Claremont junto al dibujante que se había convertido en todo un fenómeno en el cómic de superhéroes, el sur-coreano Jim Lee, cuyos atractivos diseños y estilo había calado profundamente en el gusto de los fans. Sin duda parecía la fórmula perfecta: buen guión y buen dibujo para un grupo que era lo más en ese momento.

Dos equipos: Oro y Azul

Y así comenzaba esta nueva etapa en la Patrulla-X, divida en dos equipos: Oro y Azul.

  • El Oro, que permanecería en la cabecera de Uncanny X-Men (La Patrulla-X) y que estaría formado por Tormenta, Jean Grey, Arcángel, Coloso y el Hombre de Hielo.
  • El azul, sería el equipo titular de la nueva colección y estaría formado por Cíclope, Lobezno, la Bestia, Gambito, Pícara, Mariposa Mental y Júbilo.

Aunque como pronto se pudo comprobar, sería frecuente ver en la páginas de X-Men miembros del equipo oro y a la inversa. Al principio las apariciones de ambos equipos en ambas colecciones no obedecían a ningún tipo de cross-over y de hecho cada colección tenia sus propias aventuras, lo que podían dar lugar a ciertas incongruencias espacio-tiempo, pero la conexión entre ambos títulos sería siempre muy fuerte.

El camino a la perdición

Y por qué el lanzamiento de esta colección supuso el punto de inflexión en la franquicia mutante y comenzaría su lento, eso sí,
declive, del que muchos afirman que no se ha recuperado aún.

La marcha de Claremont

Todos los hombres (y mujeres) X reunidos
Todos los hombres (y mujeres) X reunidos

Bien, si os fijáis, en los créditos del tomo. En el número 4 de la colección veríamos como dejaba de figurar Chris Claremont como guionista de la serie. Terminado el primer arco argumental, el de Magneto, decidió coger las maletas y marcharse.

El autor británico era consciente de que cada vez quedaba más y más en un segundo plano y que solo servía para crear argumentos que el dibujante sur-coreano cambiaban a su antojo. Quedaba patente que a los jefes esto les daba igual siempre y cuando la espectacularidad del trabajo de Jim Lee siguiera vendiendo cómics.

Esto no era algo nuevo. Antes mencionamos a Louise Simonson, y no fue casual, enmarcada dentro de la franquicia mutante, colaborando estrechamente con Claremont, también decidió dejar poco antes la Casa de la Ideas y entre sus motivos, como le confesó al patriarca mutante, figuraba el hecho de que no aguantaba más que esta nueva generación de dibujantes-estrella (Rob Liefeld, Jim Lee entre otros) hiciesen y deshiciesen a su antojo y que contasen con el beneplácito de los jefes de Marvel.

Sin duda, Chris Claremont, que se había convertido en una figura imperturbable dentro de la franquicia, que había salido victorioso en infinidad de pulsos por el control de los mutantes, incluyendo el que tuvo con John Byrne, ahora sucumbía ante el ímpetu y arrogancia de una nueva generación de jóvenes artistas con ganas de comerse el mundo.

Cambios en la industria del cómic

Lo que estaba ocurriendo con los mutantes fue el germen de algo que acabaría afectando a todo la industria del cómic. El cómic de superhéroes venía mostrando un cierto agotamiento en ideas, el público parecía cansando y buscaba cosas nuevas.

Cansado de héroes buenazos y sosos, con sus ideales anclados en lo políticamente correcto, los fans buscaban emociones fuertes, buscaban más violencia, también algo más de sexualidad en los personajes y que los personajes no fuesen ni blanco o negro, sino grises, con conductas reprobables, pero humanas.

Y esta nueva generación de autores, quienes habían sido hasta hace muy poco parte de ese publico, sabían perfectamente que es lo que querían los fans, porque era justamente lo que ellos querían. Y he aquí la clave de su éxito, de su gran éxito.

Fue el comienzo del ensalzamiento del antiheroe, de los personajes llenos de armas hasta los dientes, de uniformes de cuero con multitud de bolsillos y accesorios, de personaje femeninos hiper-sexualizados posando al lado de tipos musculosos con cara de pocos amigos ¡Bienvenidos a los 90!

Y esto cambió el mundo del cómic, pero esto, amigos, es parte de otra gran historia que no contaremos aquí.

La rebelión de los dibujantes-estrella

Lo que si contaremos es que estos dibujantes forzaron la salida de muchos escritores de la Casa de las Ideas. Marvel apostó por el talento y el dibujo de estos jóvenes artistas y lo apostó todo.

Fue entonces cuando los propios artistas se convirtieron en guionistas, y se echaron a sus espaldas todo el peso de la editorial. Un peso que resultó ser demasiado duro. Aunque los dibujos seguían siendo el principal reclamo, los guiones y diálogos se resintieron, e incluso ante el excesivo trabajo, estos dibujantes pasaron el trabajo de escribir y dialogar a terceros.

Pero independientemente de la calidad de los cómics, la gente los seguía comprando como rosquillas. Esto hizo crecer el ya muy alto ego de todos estos artistas y también su descontento por el hecho de que la mayor parte de este pastel se lo comía la editorial y ellos, proporcionalmente, no se llevaban nada.

Tan fuertes se sentían estos dibujantes-estrellas que un día se plantaron en el despacho de los jefazos de Marvel y les lanzaron un ultimatum o cambiaban las condiciones y les daban un trozo más grande de la tarta, o se marchaban y montaban su propio chiringuito en otro lado. La cúpula de Marvel en ese momento se lo tomó a guasa y no cedió a este tipo de chantaje. Ellos pensaban que los cómics se vendían por sus personajes y no por quién los dibujaba, así que no les tomaron en serio.

Y ellos cumplieron su amenaza. Se marcharon en bloque y dejaron a Marvel literalmente en bragas y cumplieron su amenaza: montaron sus propias editoriales de cómics que hicieron que las dos grandes, Marvel y DC Comics, cayesen de rodillas.

Pero el daño ya estaba hecho

Durante el tiempo que estos artistas estuvieron al mando de la colecciones, y pese a dar con el gusto del público, la calidad de los cómics se resintió. Los lectores quizás no fuesen conscientes de que los guiones o argumentos fuese peores, embelesados tal vez por el dibujo y la acción, pero ahora con la perspectiva del tiempo sí podemos percatarnos de los crímenes cometidos.

Para colmo, tras la rebelión y marcha estos dibujantes-estrella, Marvel tuvo que buscar dibujantes de reemplazo que dibujasen como estos super-ventas y eso dio pie a una gran cantidad de imitadores de estilo que pese a intentarlo no llegaron a dar la talla.

Por lo que, en este caso, la franquicia mutante quedó tocada ya no solo en sus historias, sino en también en el dibujo. Sólo la enorme base de fans que los mutantes tenían evitó que el batacazo fuese mayor.

Sobre el Tomo

Dejemos a un lado la historia y volvamos al tomo en cuestión que recopila los 7 primeros números de esta colección, comprendiendo los dos primeros arcos argumentales.

El primero tiene a Magneto como principal atractivo. El villano por excelencia de los mutantes que se había redimido, volvería a ser antagonista una vez más por culpa, en esta ocasión, de la persecución de mutantes incluso más allá de la Tierra, en el propio asteroide M del villano.

Estos mutantes que buscaban asilo y protección en Magneto, se convertirían en sus Ácolitos y uno de estos le hará saber a Magnus cierto oscuro secreto de la Dra. Moira MacTaggart. Todo esto unido a una crisis mundial de por medio obligará al equipo azul a debutar y enfrentarse al que en otrora fuese un aliado.

X-Men #7 - Rojo Omega entra en acción
X-Men #7 – Rojo Omega entra en acción

El segundo arco nos mostrará la presentación de Rojo Omega, un enemigo de aspecto feroz quien ya fue, retro-continuidad mediante, un duro adversario en el pasado de Lobezno. Recuperado por la Mano, Rojo Omega será un nuevo as en la manga en la apretada agenda de Matsu’o Tsurayaba.

Remasterizado

Este tomo publica la remasterización de estos primeros números y que afecta principalmente al color, un color que en su momento no hacía justicia ni al lápiz de Jim Lee, ni al entintado de Scott Williams.

Además incluye todo el contenido extra que en su día se publicase en el número especial de portada cuádruple: arte conceptual de Jim Lee en el diseño de personajes, galería de villanos o imágenes teaser de lo que estaba por venir.

Por desgracia, aunque lógico por motivos del formato, la tapa dura no permite esa cuádruple portada, pero las mismas se han incluido como material extra junto con portadas alternativas realizadas para esta re-masterización así como artículos relacionados con este hito del cómic.

Conclusión

Sin duda el tomo es una maravilla visual, el color re-masterizado hace que el dibujo de Jim Lee sea todavía aún más alucinante, siempre y cuando no detestes el color digital, y sin duda el primer arco argumental sigue siendo trepidante aún 25 años después.

El formato Marvel 100% HC de este tomo y otros publicados relacionados con la franquicia mutante, como la Saga de Fénix Oscura, permite el disponer de una selecta biblioteca con lo mejor de los mutantes. Tengas o no versiones previas, merece la pena tener esta versión re-masterizada.

Quizás la pega es que el tomo queda truncado en cuanto a continuación, aunque probablemente el valor real del mismo esté en la historia que rodea a su publicación. Historia viva de los mutantes y la propia Marvel.

Galería de Villanos a cargo de Jim Lee remasterizada
Galería de Villanos a cargo de Jim Lee remasterizada
Reseña. Liga de la Justicia 1.

Reseña. Liga de la Justicia 1.

Una vez más, estoy de vuelta en esta web para hablaros de otro comic. Se trata de «Liga de la Justicia», la nueva colección del grupo de superhéroes más importante y conocido de la editorial norteamericana DC Comics. Aprovechando el reciente relanzamiento de la colección, la nueva etapa cuenta con guiones de Scott Snyder y con un dibujo de Jim Cheung en el primer número, al que a continuación sustituirá el dibujante español Jorge Jiménez. La editorial ECC ha comenzado a editar esta colección en nuestro país, y es un momento perfecto para valorar lo que ha sido la primera entrega de la colección en el mercado español.

La primera entrega, único número publicado aquí en las fechas en que este artículo ve la luz, es una grapa de 48 páginas que incluye los números 1 y 2 de la colección original norteamericana. Es preciso señalar que la presente colección arranca tras los acontecimientos que tuvieron lugar en la miniserie «Sin Justicia», colección de cuatro números que nos trajo ECC el mes pasado.

Justice League 1

Página interior de Jim Cheung

Nos encontramos ante lo que podríamos llamar una formación bastante «estándar» para lo que viene siendo la Liga de la Justicia. En esta serie, entre los miembros se encuentran Superman, Batman, Wonder Woman, Flash (Barry Allen), Aquaman, Detective Marciano, un Green Lantern (John Stewart) y Hawkgirl. El estatus de estos personajes, así como de los antagonistas de la historia (que no revelaremos por los posibles spoilers), es el que ha tenido lugar como consecuencia de los acontecimientos surgidos tanto del evento «Noches Oscuras Metal» como de la miniserie ya citada de Sin Justicia.

En su momento, tanto el evento Metal como la miniserie de Sin Justicia, me resultaron obras bastante poco atractivas y que respondían más a necesidades y designios editoriales que al hecho de existir buenos argumentos y una voluntad real de transmitirlos al lector. Metal sirvió, provisionalmente, para cerrar algunas de las piezas que Scott Snyder y Greg Capullo habían ido colocando durante su larga estancia en la colección de Batman. Sin embargo, lejos de resolverlo todo y de cerrar definitivamente los flecos sueltos, dejaba más incógnitas que respuestas y un tratamiento tan excesivo como torpe.

Justice League 2

Página interior de Jim Cheung

Por su parte, la miniserie Sin Justicia que vino a continuación, tenía como principal objetivo el justificar argumentalmente la nueva etapa de la colección de la Liga de la Justicia. Una etapa que estará dividida en tres cabeceras principales: Justice League (la que se comenta en esta reseña, y que lidia fundamentalmente con el aspecto más propiamente «superheroico» del universo DC), Justice League Dark (que es la colección que tratará con las ramas mágica y sobrenatural del citado universo), y Justice League Odyssey (la serie que abordará los elementos más espaciales, cósmicos y de ciencia ficción). Un movimiento editorial que, parece ser, pretende situar las colecciones del principal grupo superheroico en el centro de la construcción argumental del universo DC durante los próximos meses o años (incluidos crossovers en el horizonte con colecciones individuales como la de Aquaman en el caso de Justice League o la de Wonder Woman en el caso de Justice League Dark). Como movimiento de autojustificación editorial, Sin Justicia podría tener un cierto pase. El problema es que argumentalmente difícilmente se sostenía, y la inconsistencia artística por parte de los encargados de sustituir al dibujante titular de la miniserie (Francis Manapul) tampoco ayudaban al resultado global del producto.

De las cenizas dejadas por estos dos recientes movimientos editoriales, surge ahora esta nueva cabecera de la Liga de la Justicia. El artífice del guión, Scott Snyder, fue el responsable principal también de los citados eventos y miniseries (en el caso de Metal lo hizo en solitario, mientras en Sin Justicia contó con la colaboración de James Tynion IV y Joshua Williamson, que serán los guionistas de Justice League Dark y Justice League Odyssey respectivamente). Este punto se nota especialmente en esta primera entrega de la nueva cabecera principal de la Liga de la Justicia, ya que son continuadas las referencias a los sucesos acontecidos en las mencionadas colecciones. El excesivo carácter referencial, puede suponer alguna dificultad a los nuevos lectores para incorporarse a esta colección sin tener en cuenta lo anterior. Esta dificultad se puede ver aumentada, si cabe, por el estilo tan deliberadamente críptico que el guionista imprime al tono general de la historia. Y es que, no solamente nos encontramos que se hagan continuas referencias a acontecimientos que tuvieron lugar con anterioridad en otras colecciones del autor (acontecimientos que se mencionan pero no se explican convenientemente) sino que además te da muchas veces la sensación de que se abusa del recurso a la mención e insinuación de cuestiones aprovechándose del desconocimiento e ignorancia del lector. Para darle un tono de misterio y grandilocuencia adicional al eje argumental de la historia, los personajes están continuamente haciendo referencias (pero sin explicitarlas completamente) a elementos que los personajes al parecer son conocedores de ellas en el marco de la historia, pero de los que el lector no puede tener conocimiento ninguno (incluso tras haber leído Metal y Sin Justicia). Un truco a la hora de narrar una historia que puede llevar a aumentar el interés del lector pero que también puede causar hartazgo y desinterés si se abusa del mismo o se maneja con torpeza.

Justice League 3

Página interior de Jorge Jiménez

Contando con unos artistas de la talla de Jim Cheung y Jorge Jiménez, creo que no pueden existir dudas sobre la calidad del apartado visual en este tebeo. El hecho de que Cheung solamente dibuje un primer número puede desalentar a muchos compradores si el artista que le sustituye a continuación puede no estar a la altura. Sin embargo, que el elegido para convertirse después en el dibujante regular de la colección sea nuestro compatriota Jorge Jiménez estoy seguro que alivia a más de uno. Y no sola ni principalmente por ser un artista español, sino porque se trata, sin lugar a dudas, de uno de los artistas con más talento del ya de por sí brillante repertorio de dibujantes con que cuenta la editorial de Burbank. Así lo ha demostrado en la colección de Superhijos o con sus portadas y números sueltos en la colección de Superman. Creo que el apartado gráfico, tanto por parte de Jim Cheung como de Jorge Jiménez, es sin duda uno de los puntos fuertes con los que cuenta este relanzamiento del más importante grupo de superhéroes.

Liga de la Justicia

Página interior de Jorge Jiménez

Manejar una colección de la Liga de la Justicia no es una cuestión fácil. Cada uno de los personajes que la integran tiene un potencial, una iconografía y un peso específico tan importantes que los hace merecedores de protagonizar su propia colección en solitario (y en ocasiones, como sucede tanto con Batman como con Superman, incluso con más de una colección individual publicada en paralelo). Esto hace que sean muchos los que han intentado, pero pocos los que han conseguido, traernos una etapa verdaderamente brillante o de cierto peso e impacto en una colección de la Liga de la Justicia. El relanzamiento del grupo tras los sucesos del one-shot de DC Universe Rebirth en una colección guionizada por Bryan Hitch fue uno de tantos intentos infructuosos y pasará, seguramente, como una de las peores etapas del grupo y una de las series menos destacadas de aquella iniciativa editorial. En comparación, este nuevo relanzamiento de la Liga de la Justicia en manos de Scott Snyder, Jim Cheung y Jorge Jiménez, puede ser considerado un importante avance. Al menos, ahora tenemos una historia que, a priori, parece contar con un cierto interés y que se antoja que tendrá un peso en el hilo central de acontecimientos del Universo DC. Al menos, también, ahora contamos con una colección cuya continuidad y garantía en el aspecto artístico parece que está más o menos asegurada.

No obstante, y aunque avance, debemos ser cautos. Como ya he señalado, no es fácil conducir adelante una colección de un grupo como la Liga de la Justicia. Y no puedo hablar por los demás, pero a mí Scott Snyder me ha defraudado ya bastantes veces en el pasado. Sin embargo, como digo una cosa, y de momento este arranque tiene mi interés y recibe la oportunidad que una colección de esta magnitud merece. Espero no tener que lamentarlo. Y, en cualquier caso, nadie dijo que lidiar con los dioses fuese sencillo. Y la Liga de la Justicia son y serán siempre los grandes iconos y el panteón divino del universo DC.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.