Noticia. Guardianes de la Noche record de ventas en Japón.

Noticia. Guardianes de la Noche record de ventas en Japón.

Según datos obtenidos del portal de noticias japonés Oricon, el shônen “Guardianes de la Noche” (Kimatsu no yaiba) ha resultado ser el manga más vendido durante 2019 en el país nipón.

La noticia resulta de gran interés e importancia pues ha sido la única obra capaz de “destronar”, de su sempiterno número uno, al famosísimo “One Piece”, de Eiichiro Oda, que durante la friolera de 12 años consecutivos ha mantenido, con mano firme, el número uno del ránking de ventas japonés.

El informe recogido por Oricon se basa en las cifras de ventas ocurridas entre el 19 de noviembre de 2018 y el 17 de noviembre de 2019. Como resultado, como decíamos anteriormente, “Guardianes de la Noche” resulta ser el manga con más ventas superando los doce millones de tomos vendidos, superando a “One Piece” que alcanzó un poco más de diez millones.

Ranking de ventas.

El tercer puesto del pódium lo ocupa “Kingdom” de Yasuhisa Hara, con más de siete millones y medio de ejemplares vendidos. El resto de las diez primeras posiciones son ocupadas por las siguientes obras:

4º. “The Promised Neverland” de Kaiu Shirai y Posuka Demizu.

5º. “Go-Tobun no Hanayome” de Negi Haruba.

6º “My Hero Academia” de Kouhei Horikhosi.

7º. “Ataque a los Titanes” (Shingeki No Kyojin) de Hajime Isayama.

8º. “Haikyu!!” de Haruichi Furudate.

9º. “Kaguya-sama wa kokurasetai” de Aka Akasaka.

10º. “Aquella vez que me reencarné en Slime” (Tensei Shitara Slime Datta Ken) de Fuse, Taiki Kawakami y Mitz Vah.

“Guardianes de la Noche” es una obra de Koyoharu Gotouge que comenzó su serialización en la prestigiosa revista Weekly Shônen Jump el 15 de febrero de 2016.

Actualmente se han publicado 18 volúmenes formato tankôbon (sencillos) y se realizó una adaptación al anime emitida entre el 6 de abril de 2019 y el 28 de septiembre.

Norma Editorial es la encargada de publicar la obra en nuestro país, comenzando con la misma el 8 de marzo de 2019, habiendo publicado hasta el momento los ocho primeros tomos.

Antonio Mompeán Mayol.

Demografías y géneros del Manga

Demografías y géneros del Manga

Hoy vamos a hablar de las demografías y géneros del Manga, por que conviene diferenciar.

Vamos a tratar en éste artículo que podemos entender por demografías, relacionadas con el manga, y los diferentes géneros que abarca el manga, al menos los más importantes, puesto que son muchos y variados. Precisamente, muchas veces al hablar de demografías y géneros del manga, utilizamos términos que, los más conocidos o populares sobre todo, han sido muchas veces empleados por nosotros pero, o no sabemos con exactitud que significan realmente, o bien directamente los utilizamos erróneamente.

DEMOGRAFÍAS.

Hacen referencia al grupo de población (estructurado por edades y sexo, esto último porque la sociedad japonesa, aun siendo de las más avanzadas y modernas del mundo, es muy machista) al que teóricamente van dirigidas las distintas publicaciones, con independencia del género que traten.

De hecho, en el país nipón se publican multitud de revistas de manga, con periodicidades distintas (las hay semanales, quincenales, mensuales, bimensuales), dirigidas o enfocadas a los distintos grupos poblacionales.

Todos los mangas que en Japón terminan publicados en tomos (tal y como nos llegan a nuestro país) han tenido que pasar antes, en forma de capítulos serializados, por alguna de éstas revistas.

De éste modo podemos encontrar:

Shônen.

Dirigido a chicos adolescentes o pre-adolescentes que se identifican, en un porcentaje muy alto, con los personajes de las obras debido a la similitud de edad. Pueden tratar temas muy diversos donde suele predominar la acción y la aventura. Es el género más popular, tanto en Japón como en el resto del mundo.

Ejemplos de shônen pueden ser los “archiconocidos” Naruto, One Piece o Dragon Ball.
Route End, reseñado en esta web, también es un Shônen

Demografías y géneros del manga


Seinen.

Junto al shônen uno de los géneros más conocidos y “consumidos”. Dirigido ya a hombres jóvenes o adultos, pues aunque se siguen tratando temas diversos, algunos de los “ingredientes” que ya aparecen abundantemente son la violencia y el sexo (aunque no explícito).

Ejemplos de seinen pueden ser los también mundialmente conocidos Akira, Berserk, Ghost in the Shell, Battle Royale y Museum

Akira

Shôjo.

Junto con el shônen y el seinen, los tres géneros más populares. Es el equivalente al shônen pero dirigido al sector femenino. Es decir, chicas adolescentes o pre-adolescentes que se identificaran con las protagonistas de estas historias centradas, fundamentalmente, en los romances y las relaciones personales.

Ejemplos de shôjo podrían ser Sailor Moon, Marmalade Boy, Jugando a las casitas o Fruits Basket.

Fruits Basket

Josei.

Sería el equivalente femenino del seinen, pues tiene como objetivo principal llegar a mujeres ya adultas, ya que va a introducir numerosos elementos dramáticos y sexuales, fundamentalmente.

Ejemplos de josei pueden ser Mujeres del Zodíaco o Paradise Kiss.

Paradise Kiss

Kodomo.

Podríamos denominarlo como el “manga infantil”. Obras dirigidas a niños y niñas de corta edad, con aventuras de todo tipo, muy simples y con ausencia de violencia.

No necesitan presentación un ejemplo de kodomo por todos conocidos es Doraemon.

Doraemon

GÉNEROS.

En primer lugar señalar que en el manga podemos encontrar multitud de géneros. Se suele decir que hay mangas que tratan sobre “cualquier cosa”.

Destacaremos a continuación algunos de los más populares:

Isekai.

Predominan las aventuras de fantasía donde el protagonista suele aparecer en otros mundos, frecuentemente medievales, donde puede llegar incluso a ser el héroe. Muy en auge en Japón desde principios de la presente década.

Ejemplos de isekais serían The Rising of the Shield Hero u Overlord.

The Rising of the Shield Hero

Cyberpunk.

Combinación entre aspectos de la cultura tradicional japonesa y utilización de tecnología futurista, con todo lo que conlleva relacionado con la misma, hackers, inteligencia artificial, conspiraciones internacionales, etc. Obras, evidentemente, ambientadas en un futuro, en ocasiones distópico, más o menos lejano.

Ejemplos de cyberpunk serían Akira y Ghost In The Shell.

Ghost in the Shell

Yaoi.

Representa relaciones amorosas y/o sexuales entre hombres. Por eso también es conocido como BL (Boy’s Love). Como curiosidad, y aunque parezca una contradicción, está dirigido al sector de población femenino.

Entre los protagonistas suelen encontrarse dos tipos de personajes: el “dominante”, denominado seme…y el “sumiso”, denominado uke.

Cuando estos tipos de publicaciones ya van dirigidos, expresamente, al público masculino, aparece entonces lo que podríamos llamar un “sub-género” denominado bara.

Ejemplos de yaoi son Totally Captivated, Ten Count o Twittering Birds Never Fly.

Demografías y géneros del Manga

Yuri.

A diferencia del yaoi, en éste caso es un género que describe relaciones amorosas y sexuales entre mujeres. Dirigido a grupos de población tanto femeninos como masculinos.

Ejemplos de obras yuri son Murciélago, Love Gene Double X o Girl Friends.

Girl Friends

Ecchi.

Obras de contenido erótico pero sin llegar a ser pornográficas, es decir, sin mostrar sexo explícito. Podremos encontrar numerosas escenas provocativas, mujeres con poca ropa, pasajes de alta connotación sexual…pero sin mostrar nada concreto.

Ejemplos de ecchi son Tales of Wedding Rings, GE: Good Ending o Minamoto-kun Monogatari.

Demografías y generos del Manga

Hentai.

Éste género si se refiere ya a obras pornográficas, tal y como se entiende el término. Aquí ya se puede encontrar sexo explícito sin ningún tipo de cortapisas.

Género dirigido al público masculino, mayor de edad, muy conocido sobre todo por el tema de los animes.

Ejemplos de hentai podrán ser Maka-Maka, Parasite Queen o H3.

Spokon.

Mangas dedicados a los deportes, sin más. Los aficionados a casi cualquier deporte podrán encontrar un manga que trate sobre el mismo. Hay mangas de béisbol, baloncesto, ciclismo, tenis, fútbol, voleibol, boxeo, etc.

Ejemplos, famosísimos por cierto, de spokon podrían ser Capitán Tsubasa (Oliver y Benji en nuestro país) y Slam Dunk.

Demografías y géneros del Manga

Magical Girls (Maho Shôjo).

Protagonizado por niñas o chicas que suelen poseer algún objeto o poder mágico para llevar a cabo tareas que podríamos considerar como extraordinarias, como salvar el mundo o capturar criaturas malignas, al mismo tiempo que tienen que desarrollar sus quehaceres más “mundanos”, como ir a la escuela, tratar con sus amistades, etc.

Ejemplos de Maho Shôjo son Sailor Moon y Cardcaptor Sakura.

Sailor Moon

Mechas.

Fundamentalmente batallas, luchas y disputas entre figuras robóticas de tamaño gigantesco, eso sí, tripuladas por humanos. Ya que la gran diferencia, a igualdad de tamaño, entre los mechas y los robots es que los primeros siempre son tripulados.

Ejemplos de mechas son Mazinger Z o Mobile Suit Gundam.

Mobile Suit Gundam

Como decíamos anteriormente, son muchos y variados los géneros que podemos encontrar dentro del “universo manga”, pero no queremos aburrir al lector con una lista demasiado larga o presentarle demasiados términos que, en lugar de esclarecer, pudiera provocar el efecto contrario.

Esperamos que éste artículo sobre las demografías y géneros del manga haya servido para que los lectores hayan podido “ordenar” el compendio de términos relacionados con el manga que poseen, que hayan podido “descubrir” algún género que desconocían, o simplemente que hayan disfrutado de la lectura. Si ha sido así nos damos por satisfechos.

Antonio Mompeán Mayol

Smart Girl

Smart Girl

En la actualidad dependemos tanto de las nuevas tecnologías, para  diferentes aplicaciones y usos, que no parece descabellado el término Smart Girl aplicado a una asistente robótica personal, que hiciera de secretaria, agenda personal, sistema de comunicaciones, guardaespaldas e, incluso, juguete sexual de su propietario.

Precisamente con el nombre de lo que podría ser ese avance tecnológico, la primera obra como autor completo de Fernando Dagnino se centra en Yuki, un diseño de alto estándar de la macro empresa IMAI Tech; para  regalarnos una obra de ciencia ficción que supone un nuevo enfoque a la duda existencial de lo que significa la vida artificial.

Smart Girl

¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON ACCIDENTES DE AVIÓN?

Pese a contener todos los elementos clásicos del género, recordados por obras cumbre como Blade Runner o Ghost in the Shell; el autor madrileño Fernando Dagnino consigue, en sus primeros cinco álbumes, recogidos en un único integral en España por Evolution Comics; un enfoque fresco, sorprendente, sin duda filosófico y, cimentado con credibilidad en las pasiones humanas.
El vicio, la corrupción, el amor, el consumismo y la tecnología al servicio del bienestar, se combinan con elementos oníricos o del subsconciente, incluso abordando aspectos como el trastorno  de identidad o la amnesia. Todo orquestado con momentos de  acción bien coregrafiados dentro de un guión de intriga que sólo pierde fuerza al acercarse el desenlace, sobre todo por la dispersión de personajes en la trama. Una confusión a la que no ayuda el blanco y negro, pero que merece la complejidad visto el resultado final y, sobre todo, una perspectiva global de la obra.

Por cierto, el accidente aéreo es el sueño recurrente que persigue a esta sugerente robot y empoderada caja de sorpresas.

Smart Girl

LA LIBERTAD PARA UN ROBOT

En cuanto a la historia de Smart Girl, I-Matter, podríamos resumirla como la huida hacia la libertad de un androide obsoleto que sufre errores relacionados con unos sueños emancipatorios. En un mundo aquejado por la desigualdad y el desempleo causado por la automatización del trabajo, Yuki lucha contra su programación y el amor a su propietario en una búsqueda de su identidad y de su pasado, al mismo tiempo que una oscura conspiración azota la empresa encargada de su creación.

Smart Girl madura en un  escenario verosímil, que debate las consecuencias morales y sociales del desarrollo.  Entretiene, al salpicar sexo y acción casi superheroica, en un dibujo espectacular de Dagnino. Entre el cómic de género negro y el manga ciberpunk, el apartado gráfico es exquisito, con una distribución de viñetas propia del mejor tebeo europeo.

APARTADO GRÁFICO. CYBER NOIR

Currido en diversos títulos de DC, Dagnino consigue en su estreno como autor completo un destacado arte secuencial,  coloreado en escala de grises por ordenador, a excepción de algunos pasajes del pasado o feed backs, en este caso a modo de lienzo.

Con un tratamiento noir que fusiona tecnología con clasicismo, logra una composición dinámica en la distribución de viñetas, hasta con narrativa secuencial a doble página. El dibujo muy bien llevado, abordando escenarios con solvencia, tratando la acción con plasticidad y movimientos ágiles. Con figuras de trazo sencillo pero bien proporcionado, vistos desde planos y perspectivas muy efectistas en cada escena y que logran certeros contrastes de los claroscuros.

Smart Girl

ORIGINAL Y COPIA

En definitiva, Smart Girl es una maravilla que espero consiga el éxito que merece por su enorme profundidad y los varios niveles de lectura que permite. Aunque sin duda está inspirada en la obra de autores como K. Dick, Asimov, Orwell; o Yuki nos evoca a la propia Motoko Kusanagi creada por Shirow; no se limita a copiar y actualizar conceptos, sino que arriesga en la incorporación de temas como el feminismo, la alienación, el teletrabajo o, incluso, la aplicación de tratamientos rejuvenecedores en nuestros cuerpos.

Hubiera relajado un poco más el desenlace final, para facilitar la compresión y creo que hubiera sido interesante una edición en color.
A pesar de estos pequeños detalles una obra tan personal como esta merece nuestro más sincero aplauso y la esperanza de que tenga continuidad. Pues aunque pueda atragantarse a lectores de productos más sencillos o mayoritarios, supone una lectura inmersiva y más que satisfactoria para los amantes de este género.

Francisco Amador.

Banana Fish

Banana Fish

Presentamos Banana Fish, una de las licencias más esperadas y demandadas por los aficionados, anunciada como novedad por Panini Manga en el pasado Salón de Barcelona. Ya tenemos publicados los dos primeros tomos (protagonistas de ésta reseña), esperándose el tercero a finales de febrero, para ir completando poco a poco la serie prevista de once volúmenes.

Sobre la obra.

Uno de los trabajos más reconocidos de la autora Akimi Yoshida, nacida en 1956 en Shibuya, Tokio. Banana Fish fue serializada en la revista nipona Bessatsu Shôjo Comic entre 1985 y 1994. Posteriormente sería publicada en 19 tomos “sencillos” (tankobon), además de varios suplementos.

La propia autora publicó, en su momento, una historia corta, “Garden of Light”, que está considerada como el epílogo oficial de la obra. No sabemos si es que el final de la obra no es todo lo “redondo” o “cerrado” que sería deseable (como ocurre, por ejemplo, con “20th Century Boys” de Urasawa), habrá que esperar a la lectura del último volumen para comprobarlo.

Tuvo su correspondiente adaptación al anime, en el año 2018 por parte de la productora MAPPA, estando disponibles sus 24 episodios en la plataforma Amazon Prime Video.

Edición.

Panini Manga nos presenta la obra en formato de tomos “dobles”, “máximum” o “de luxe” (como queramos denominarlo) en rústica con sobrecubiertas. Estos dos primeros tomos tienen unas 370 páginas cada uno, aproximadamente, con una medida de 15 x 21 cm, en blanco y negro, con un precio aproximado de 16 euros.

Mencionaría aparte la, en mi opinión, acertadísima elección del diseño de las sobrecubiertas. Ese amarillo tan llamativo, en la totalidad de las mismas, que contrasta magníficamente con el blanco y el negro que aparece, además de los dibujos de portada y contraportada insertados en “partes” o fotogramas de celuloide…hacen, en su conjunto, que el cliente que entre en la librería o tienda de turno sea “atraído” por éste acertado diseño para, al menos, acercarse y ojear el tomo.

Si quitamos las sobrecubiertas nos queda un tomo como otros muchos del mercado: negro en su totalidad, nada en la contraportada, y el mismo dibujo en la portada que aparece en la misma de la sobrecubierta nada más que en blanco, al igual que el rótulo principal.

Un detalle que me ha llamado muchísimo la atención, por no ser habitual, es que la obra “carece de capítulos”. Es decir, no está estructurada en capítulos, episodios o secciones; sino que, directamente, el lector comienza a leer y, durante la totalidad de estos dos primeros volúmenes, todo el relato se desarrolla de forma continua.

Argumento.

Guerra de Vietnam, década de los ’70. Un pequeño grupo de soldados norteamericanos se encuentran en uno de los múltiples diseminados del país asiático. Un extraño, por inesperado, y grave suceso va a producirse relacionado con dos palabras…Banana Fish.

Posteriormente la “actualidad” de la obra nos sitúa en el Nueva York de mediados de los ’80, unos quince años después de los sucesos de Vietnam. Un chico muy joven es el líder de una de las múltiples bandas de delincuentes, más o menos juveniles, que abundan en la ciudad. Además de eso, éste joven mantiene una “especial” relación con uno de los capos mafiosos más importantes de la ciudad.

Su ya establecida relación va a dar un giro, o cambio de rumbo, provocado por el “término” Banana Fish. Todo ello envuelto en un “ambiente” de violencia, disparos, palizas, persecuciones, traiciones, engaños, etc.

Banana Fish

Guión.

Sigue los cánones clásicos de las obras de género “negro”, “policiaco” o “noir” (como queramos denominarlo); aun no teniendo esa “atmósfera” del género, como tienen los cómics europeos o americanos, al tratarse de un manga.

Por lo tanto, aunque el guion no es nada extraordinario, sí que cumple su cometido de desarrollar una trama clásica del género, volvemos a repetir, donde (hasta el momento) tenemos la incertidumbre de como el protagonista y los personajes secundarios que le acompañan, podrán llevar a cabo las acciones que tienen planeadas y de como irán, si es el caso, sorteando las dificultades que vayan encontrando.

Banana Fish

Apartado gráfico.

Aquí es donde la obra, en opinión del que suscribe, deja mucho que desear…por no decir que fracasa estrepitosamente. Voy a circunscribirme a lo que me he encontrado en estos dos primeros tomos y a mi opinión como lector, sin cuestionar la valía o el reconocimiento que pueda tener la autora por su trayectoria profesional y sin conocer cualquier otra obra suya.

Pero es que el dibujo es, francamente, “flojo”. Con independencia de que la autora, al menos en ésta obra, tenga un trazo “sencillo” o de que refleje con más o menos fidelidad el estilo que, es posible, se “utilizara” en la época en la que fue concebida la obra (mediados de los ’80)…es que tiene varios aspectos bastante negativos.

De menor a mayor importancia:

– Hay numerosas viñetas cargadas, y recargadas en ocasiones, con bastante texto, sobre todo en relación con su tamaño.

– Ausencia, prácticamente “total y absoluta”, de fondos. Ni en interiores ni en exteriores. Escasean también, de manera llamativa, los detalles, accesorios, instrumentos…elementos que pueden enriquecer el dibujo.

– Los “bocadillos de diálogo” tienen un extremo tan exageradamente diminuto que, en muchísimas ocasiones cuesta horrores saber que personaje está diciendo lo que estamos leyendo.

– El más grave de todos: los rostros. Muchos personajes son (aunque estamos en una obra en blanco y negro) hombres de raza blanca con pelo rubio, se supone. Pues bien… ¡tienen todos los mismos rostros! A no ser que tengan algún bigote, o el corte de pelo muy diferente, llegan hasta a confundirse y en un determinado momento no sabes quién es quién. Hay una viñeta concreta donde el joven protagonista es introducido en un despacho por dos funcionarios… ¡los tres tienen

la misma cara! Otro ejemplo: hay dos japoneses que han llegado a la ciudad para realizar un trabajo y pronto pasan a formar parte de los protagonistas; son un chico muy joven y una persona más adulta; pues, salvo por el bigote del segundo… ¡son idénticos!

Banana Fish

Conclusión.

La historia, sin ser nada extraordinaria, sin ser de aquellas que uno pueda llegar a recordar como de las mejores que ha leído, puede estar bien para los amantes del thriller. Sin embargo, los aspectos que no me han gustado en el apartado gráfico hacen que, al menos, no la recomiende encarecidamente.

Antonio Mompeán Mayol.

Reseña Supermán Hijo Rojo

Reseña Supermán Hijo Rojo

Hoy vamos a hablar de Supermán Hijo Rojo, uno de los mejores elsewords no sólo de Supermán si no de la editorial Dc.


Argumento.

Son las seis de la mañana. Suena el teléfono. Lois Luthor atiende la llamada. Es Perry White advirtiéndola del próximo comunicado del presidente de los USA Ike Eisenhower. En Washington, el presidente anuncia que los soviéticos han revelado un arma secreta, un superhombre comunista, un arma que pone en jaque la posición de los Estados Unidos como potencia mundial.

Con esta noticia arranca Hijo Rojo, una historia enmarcada dentro de la serie Otros Mundos (Else Worlds) de DC. El escritor Mark Millar nos muestra lo que habría pasado si el cohete enviado desde Krypton no hubiera caído en Kansas, sino en una granja de Ucrania y cómo habría afectado este acontecimiento en plena guerra fría.

Supermán Hijo Rojo

Contexto de la historia.

Los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial estuvieron marcados por el ascenso triunfal del comunismo en el mundo. Tanto fue así que la llegada del paraíso comunista parecía a la vuelta de la esquina. Todavía restarían unos años para que esta ilusión tornara en decepción con la revolución de los países satélites de la URSS –la Primavera de Praga – y que la Escuela de Fráncfort tomara distancia con el socialismo ortodoxo, con el “socialismo realmente existente”. Mientras, la sociedad americana – y no sólo ella – estuvo dominada por la histeria, viendo comunistas y complots, reales o figurados, por todos lados. Este es el contexto en el que Mark Millar nos inserta su historia, transformando al gran icono de la cultura americana en un hijo del proletariado.

En este mundo, Lois Lane es Lois Luthor, esposa de Lex Luthor el gran científico americano que pondrá su intelecto al servicio del gobierno americano para contrarrestar al gran héroe ruso; Diana, es la Hija de Hipólita, la reina de Isla Paraíso que mantendrá la neutralidad frente una posible unión al Pacto de Varsovia y la OTAN. Ahora bien, ¿y Batman? ¿A qué lugar queda relegado el tercer elemento de la trinidad deceíta? Batman es hijo de dos disidentes que son asesinados por imprimir panfletos contra el gran Hijo Rojo.

Estructura.

Una vez dispuestos los personajes en el tablero de juego, Millar se dispone a contarnos su historia, que se desarrolla en tres actos.

En el primero nos presenta a los actores, como ya hemos dicho. Superman es el hijo adoptivo de Stalin – hecho de acero –, que aquí aparece enormemente dulcificado y muy alejado de lo que realmente representó en la política rusa – una mezcla de comunismo y nacionalismo -.

En el siguiente, una vez que Superman ha alcanzado el poder tras la muerte de Koba, la historia se centra en una doble relación: el enfrentamiento con Batman dentro de su órbita de poder y con Luthor, en el exterior.

En el tercer y último capítulo, Millar nos mostrará a un Superman envejecido, líder de un mundo comunista, a excepción de los USA, que cual aldea gala, resiste a la opresión exterior que quiere acabar con su american way of life.

Superman Hijo Rojo

Las incongruencias del personaje.

El principal problema de Supermán Hijo Rojo proviene de los límites impuestos, bien por el autor, bien por la editorial en convertir a Superman en un designador rígido kripkeano, lo que casa malamente con la grandiosidad del planteamiento inicial (¿qué hubiera pasado si Superman hubiera nacido comunista?).

Y es que Superman, un producto capitalista creado para justificar el sistema corrigiendo sus incongruencias, no puede mantener su sentido icónico en una sociedad marxista y por ende, las costuras acaban rompiendo en alguna de las partes que componen el traje, de ahí que veamos afirmar a Superman no ser un soldado, sino que lucha por lo correcto o ver al Hombre de Acero frenarse ante el anillo de casada de Lois Luthor: la cuadratura del círculo es, en definitiva, imposible. Millar nos ofrece un Superman estajanovista, un gobernante autoritario, que intenta controlarlo todo por eso lo más correcto habría sido titular a esta obra como Superman Monarca Absoluto o Superman el Déspota Ilustrado más que Hijo Rojo.

Las incongruencias a las que se ve sometida el personaje no pueden acabar de otra forma más que con un Superman sufriendo la paradoja del superyó – contra más obedeces, más culpable eres -, con lo que llegamos al primer final de la historia, quedando un segundo como estrambote, propio de la ciencia ficción.

Sin embargo, démosle la vuelta a la cuestión. Esto que no parecen más que defectos y/o deficiencias del autor a la hora de caracterizar el comunismo ruso o fielatos a pagar al usar a un personaje icónico como Superman también nos “lleva a cobrar conciencia de cómo la figura de Superman está fuertemente arraigada en el universo ideológico americano” (Problemas en el paraíso, Slavo Zizek, p.271, ed. Anagrama, 2016), ya que como dice Zizek, tenemos la sensación de que algo no funciona.

Superman Hijo Rojo

Apartado gráfico.

El dibujo de Jhonson y Robinson es muy bueno, con una narrativa fluida, inteligible y con unas portadas espectaculares, que intentan imitar los carteles propagandísticos de la antigua Unión Soviética: las portadas son, sencillamente, sobresalientes.

Conclusión.

Supermán Hijo Rojo es una buena historieta. Que Millar no sea Alan Moore no implica que la misma, si hacemos abstracción de lo político social, no sea notable. Porque la historia, en sí misma, está bien. Es un tebeo recomendable, con el maltrato propio que a Millar le gusta someter a los personajes clásicos, como puede ser en este caso Wonder Woman y con una ilustración que no desmerece la obra.

En síntesis, a pesar del trampantojo que nos presenta Millar con el título, nos encontramos con un buen tebeo, merecedor de un formato en cartoné, premio que, por desgracia es tan fácil alcanzar en la actualidad.

Ficha.

Superman, Hijo Rojo.

ECC comics.

Edición Deluxe.
https://www.ecccomics.com/comic/superman-hijo-rojo-edicion-deluxe-segunda-edicion-5085.aspx

Edición Black Label
https://www.ecccomics.com/comics/superman-de-mark-millar-dave-johnson-y-kilian-4134.aspx

Guión: Mark Millar.

Dibujo: Dave Johnson y Andrew Robinson.

Entintado: Killian Plunkett y Walden Wong.

Colorista: Paul Monts.

Marqués Valdegamas.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.