Reseña Superman contra el Klan

Reseña Superman contra el Klan

Hoy vamos a hablar de Superman contra el Klan, cómic publicado por la Editorial Hidra y que está siendo una de las novedades destacadas de estos meses.

La Editorial Hidra sigue aumentando el catálogo de esta línea dedicada a las obras de Dc enfocadas a niños y adolescentes. Tras Harley Queen: Cristales Rotos, cómic con el que se iniciaba la publicación de este tipo de aventuras autoconclusivas, llega ahora Superman contra el Klan, volumen que se une a un extenso número de tebeos destinados a los más jóvenes pero igualmente disfrutable por lectores de todas las edades.

Gene Luen Yang y Gurihiru crean esta historia tomando como referencia el serial radiofónico protagonizado por el Hombre de Acero de 1946 en el que Clark Kent se enfrentaba al Ku Klux Klan luchando inexorablemente contra el racismo, tema central sobre el que girará toda la trama.

Superman contra el Klan

Argumento

Dicha aventura nos sitúa a mediados de los años 40, en ella conoceremos a Roberta, Tommy Lee y su familia que se han trasladado recientemente desde Chinatown al centro de Metrópolis. Pronto los caminos de estos dos chicos de origen chino se cruzarán con los de Superman cuando el Klan de la Kruz Ígnea, un grupo de fanáticos racistas, comience a amenazar tanto su vida como la de sus padres.

Sobre la obra

El guionista estadounidense motivado por sus experiencias personales elaborará un retrato del racismo más complejo de lo que parece a través de las vivencias de los principales protagonistas. Superman, como inmigrante llegado desde el lejano planeta Krypton, intentará encontrar su verdadera identidad, proceso que también nos permitirá conocer episodios de su pasado en Smallville, donde experimentó sus primeros poderes. Clark necesita aceptarse a sí mismo, ya que, pese a su origen alienígena y sus capacidades extraordinarias, es tan humano y estadounidense como el resto.

Roberta, por su parte, es caracterizada como una chica inteligente que no encaja del todo entre los niños de su edad y sufrirá desde el principio la discriminación, siendo consciente, a pesar de su juventud, de los peligros que conllevan las actitudes racistas, personalidad que también le otorga el coraje suficiente como para enfrentarse cara a cara con este grave problema. Tommy, en contraste con su hermana, se adapta fácilmente entre sus iguales, mostrando una mayor inconsciencia respecto al rechazo que recibe por pertenecer a una minoría racial como la asiática, por lo que, poco a poco, irá aprendiendo y madurando, hasta abrir los ojos y ver de verdad el racismo presente en buena parte de la sociedad americana de la época.

Los personajes secundarios

Más allá de estos personajes, algunos secundarios experimentarán una evolución muy interesante, como es el caso de Chuck, uno de los chicos a los que los Lee conocen tras instalarse en Metrópolis. Éste, influenciado por su entorno familiar, especialmente por su tío, al cual considera como un padre, mostrará comportamientos supremacistas, dejándose llevar por una espiral de odio y violencia en la que ni él mismo sabe cómo se ha sumergido. Progresivamente, su relación con Roberta y Tommy le ayudará a abrir los ojos y dejar atrás el racismo y la xenofobia.

Por otro lado, es muy acertado el retrato que se hace del Ku Klux Klan en esta obra, ya que, a la vez que se crea una imagen caricaturesca de esta organización, generando situaciones cómicas en varios momentos de la trama, sus autores también son conscientes del peligro que representan si su mensaje consigue calar en la sociedad.

Apartado artístico

Al frente del apartado gráfico está Gurihiru, equipo formado por Chifuyu Sasaki (dibujo y tinta) y Naoko Kawano (color). Ambos artistas presentan un estilo influenciado por el manga y el cartoon, ideal para reflejar el espíritu de una obra que tiene como referente al Superman más clásico y, además, está destinada en gran medida al público joven. El diseño del Hombre de Acero, por su parte, consigue combinar de manera eficaz su representación imponente en los momentos más heroicos y su carácter humano, contenido y delicado en situaciones en las que Clark debe pasar desapercibido. En cuanto al color, se opta por tonos pastel y vivos en la mayor parte del volumen, acentuando siempre su lado más amable.

Conclusiones

Luen Yang y Gurihiru, utilizando como base los planteamientos del relato estrenado por primera vez en la radio, llevan a cabo una obra para todos los públicos en la que alternan muy bien la visión clásica de Superman con sus características más actuales. Las referencias a la evolución del personaje en sus propios cómics, e incluso en otros medios, estarán siempre muy presentes. Así, el traje elegido para esta aventura será, por ejemplo, el de la serie de animación de los Fleischer, mientras que sus poderes serán muy fieles a los ideados por Siegel y Shuster en los primeros números de Action Comics. En definitiva, Superman contra el Klan es una historia entrañable, divertida y humana que pone su pequeño grano de arena contra uno de los males más peligrosos de nuestra sociedad.

Reseña Oro Rojo

Reseña Oro Rojo

Hoy reseñamos Oro Rojo, una obra realizada por Quim Bou y publicada en 2002, que  consiguió el premio al mejor guión del Salón del Cómic de Barcelona en 2003. Ahora, después de tantos años, Grafito Editorial nos trae esta reedición donde se recopilan los cinco números de dicha miniserie, junto a nuevos relatos y páginas adicionales que complementan a la perfección la premisa central.

El autor catalán aprovecha también la oportunidad para actualizar este cómic, que se puso a la venta originalmente en blanco y negro, llevando a cabo el coloreado de todas sus páginas, rejuveneciendo un tebeo que, si bien es perfectamente disfrutable a día de hoy, tras ver el resultado, el tiempo no parece haber pasado por esta aventura, tanto a nivel artístico como argumental.

Recientemente, charlábamos con Quim en una entrevista para la web donde nos dejaba muy claro que, de todos los géneros en los que se ha movido, en el de la fantasía se siente especialmente cómodo y eso se aprecia en esta obra que ya cuenta con casi veinte años a sus espaldas, pero también en las que llegaron después. En el caso de Oro Rojo, ésta sería la segunda historia ambientada en el Continente de Môm tras Corazón Negro, donde se presentaba por primera vez esta épica saga, y a la que también pertenecen Alba Draga y Reina Ogro.

Oro Rojo

Argumento

La vida de Hinome, una elfa que viaja junto a su padre para casarse con su nuevo marido, estará a punto de cambiar cuando su caravana sea asaltada por un grupo de humanos llamados Indikes. El padre de la joven y el resto de acompañantes serán asesinados pero ella es arrestada y apresada por los saqueadores. El destino de nuestra protagonista le permitirá  hacer equipo con un enano, un orcotroll y un juglar, un grupo heterogéneo de supervivientes que se embarcarán en la búsqueda de un tesoro fundamental para acabar con los enemigos que asolan las tierras de este universo. Esta es la premisa de una historia de fantasía que bebe claramente de clásicos del género como El Señor de los anillos, pero que adquiere identidad propia a través de una serie de claves que intentaremos desentrañar a lo largo de este análisis.

Oro Rojo

Sobre la obra

Quim recrea un mundo que, aunque a primera vista parece luminoso y bello, esconde una realidad diferente caracterizada por el poder que ejerce la raza humana sobre las demás, sometiendo a elfos o enanos. La época de esplendor de esta realidad queda ya muy lejos y el tiempo de los héroes solo está presente en el recuerdo de algunos de los personajes principales. Los actos heroicos seguirán apareciendo pero solo en contadas ocasiones como un destello de lo que pudo ser este universo en años anteriores.

Una de los rasgos más destacados de esta obra es la humanización que muestran sus protagonistas, especialmente Hinome, pese a no pertenecer a la raza humana. Sus decisiones y actitudes le proporcionan rasgos típicos de nuestra especie, consiguiendo conectar con el lector a medida que avanza la aventura. Quim construye un personaje que, por sus experiencias, evolucionará progresivamente hasta convertirse en alguien muy distinta a la que conocimos en las primeras páginas, proceso que también experimentarán los demás integrantes del grupo. El artista catalán consigue, así, crear una historia llena de matices en la que existen pocos blancos y negros.

Por su parte, la trama no decae en ningún momento sometiendo a este pintoresco equipo a situaciones habituales del género y los juegos de rol, atravesando mazmorras donde tendrán que hacer frente a la magia y a criaturas aparentemente más fuertes que ellos. Quim aborda también temas muy reales y constantes en nuestra sociedad como son la codicia, el egoísmo o el poder del dinero y lo que se puede llegar a hacer por poseerlo, abundando las intrigas y traiciones. Una historia, en definitiva, que combina elementos clásicos de la fantasía con aspectos más originales que dotan a la obra de personalidad.

Arte

El apartado artístico es otros de los puntos fuertes de esta obra. Su autor ya ha comentado en varios ocasiones que retocaría muchos detalles de su dibujo, teniendo en cuenta que esta miniserie se puso a la venta hace diecinueve años y el tiempo le ha aportado una experiencia que en esa época todavía no tenía. Aun así, esto no desmerece para nada el nivel gráfico que encontraremos en este volumen, cuya principal novedad desde el punto de vista artístico es la aplicación de color.

En Oro Rojo, Quim lleva a cabo un trabajo sobresaliente como colorista, aportando sensación de volumen y representando la luz, tanto natural como artificial, de manera espectacular, en parte gracias al juego de sombras que consigue. A todo esto, sumamos el uso de recursos narrativos interesantes, tiñendo de negro las calles de las páginas que suceden durante la noche, incrementando la oscuridad en la que están sumergidos los personajes, y dejando, a su vez, en blanco las calles en momentos transcurridos durante el día. Un resultado general en los lápices que sumerge al lector por completo en la historia.

Conclusiones

Grafito Editorial pone a nuestra disposición una obra cuya edición se ha cuidado al mínimo detalle y se ha mimado en todos los sentidos, apreciándose en los materiales pero también en el contenido, incluyendo extras verdaderamente útiles para conocer más de este mundo y sus personajes.

Un cómic que encantará a los amantes de la fantasía y aficionados al rol o, simplemente, a los que quieran disfrutar de una historia de aventuras con personajes que evolucionan y están repletos de matices. Quim sigue ahondando con esta miniserie en el Continente de Môm, un universo vivo y rico que, tras leer este volumen, desearemos conocer con mayor profundidad. Actualmente, Oro Rojo está en fase de preventa, por lo que si os hacéis con él antes de mayo podréis conseguir, además del propio tebeo, jugosas recompensas.

Podéis echar un vistazo a la obra en este enlace

Entrevista a Quim Bou

Entrevista a Quim Bou

Quim Bou es un artista catalán que lleva más de veinte años dedicándose profesionalmente al mundo del cómic, trabajo que también compagina con la ilustración de libros infantiles y juveniles. Comenzó publicando sus primeras obras en revistas como Makoki, el Víbora o editoriales como La Cúpula o la extinta Dude Cómics. Ha realizado tebeos de géneros muy variados, desde el costumbrismo de Haciendo Café o el noir de La Síbila hasta la fantasía heroica en la serie Orn y Oro Rojo, miniserie de cinco números que será reeditada por Grafito Editorial en un volumen integral, disponible a partir del 1 de abril, que ya podéis comprar a través de su campaña de pre-venta https://www.grafitoeditorial.com/comic/oro-rojo/.

En la actualidad, el autor nacido en Vidreres (Cataluña) se encuentra sumergido en dos grandes proyectos para Dolmen Editorial, Balears: Abans i Ara, un recorrido por la historia de las Islas Baleares, e Historia de la Humanidad en Viñetas, colección que cuenta con una segunda entrega centrada en el Antiguo Egipto y de la que ya podéis leer su reseña en la web. Os dejamos, ahora, con esta entrevista en la que hablamos sobre su trayectoria, próximas obras o el panorama del cómic en la actualidad.

-Supongo que es una pregunta bastante recurrente pero ¿en qué momento comenzó tu interés por los cómics?

            De bien chico, supongo que como todos. Soy uno de los hermanos pequeños de una gran familia. Así que solo de nacer ya tenía en mi casa un montón de Mortadelo, Astérix, Tintin… además un montón de Cavall Fort y Tretzevents, dos revistas infantiles catalanas con mucho cómic. La lástima es que os podéis imaginar cómo quedaron muchos de estos ejemplares tras pasar por unos cuantos niños… Pocos han sobrevivido, ¡qué lástima!

Luego ya, de medio adolescente, empecé a comprar Conan, Zona 84, Cimoc… La verdad es que me compraba todo lo que podía.

-¿Cómo fueron tus primeros pasos a nivel profesional en este mundillo? Y ¿Con qué obras debutaste?

            A parte de alguna colaboración muy puntual, creo recordar (aunque mi memoria es bastante mala), que lo primero que publiqué ”profesionalmente” fue Paku Rata en Makoki (la segunda etapa). Fue divertido en ese momento. Luego publiqué en La Cúpula. Una editorial muy profesional, muy buena gente. Allí  publiqué diferentes obras de género social, de terror, negras… Iba probando estilos y géneros, hasta que me di cuenta de que lo realmente quería hacer, la fantasía, no tenía lugar en esa magnífica editorial.

Quim Bou

-¿Cuáles son tus autores de cómic preferidos?

            Vaya… Pues me cuesta decir alguno. Taniguchi y Giardino seguro… pero también Bill Watterson, Shelton, Corben, Carlos Giménez… No sé, me gustan todos los géneros. No soy especialmente muy fan de alguien en concreto.

-¿Cuáles de ellos consideras que han influido más en tu arte y tu forma de trabajar en general?

            La verdad es que no soy para nada un autor teórico o reflexivo de su obra. Pero en la adolescencia me influenció mucho Corben, por ejemplo. Aunque también Shelton o Crumb. Una extraña mezcla, ¿verdad? Quizá el autor que más me ha influido en la etapa adulta ha sido Taniguchi. Su narrativa me parece impecable, quedé en shock cuando leí El Caminante. Creo que algo de él hay en Orn Historia Universal. A pesar que formalmente no tienen nada que ver, creo que algo de su narrativa se me pegó al desarrollar esta saga. No es raro que muchos lectores de fantasía les pareciera un cómic demasiado «soso», ja, ja.

-A lo largo de tu carrera has explorado géneros muy variados ¿Con cuál te sientes más cómodo?

            Definitivamente, en la fantasía. Como guionista me siento a gusto en todos los géneros y épocas, pero a la hora de dibujar, me lo paso genial imaginando mundos fantásticos medievales. En general todo el ambiente clásico o medieval me gusta, pero con el añadido que haciendo fantasía no hay el filtro de la documentación. La libertad es absoluta.

-¿Qué proceso de trabajo sigues habitualmente? ¿Prefieres las técnicas de dibujo digitales o tradicionales?

            Intento ser bastante metódico y producir regularmente. Algo que aprendí de joven fue a no dejar para el final las páginas que más pereza dan, así que sea el formato que sea, empiezo y termino fase a fase. Hasta que no tengo todo el story-board bien fijado no empiezo el lápiz. Y luego, todo el lápiz, la tinta… Es más aburrido que ir variando, pero creo que mejora la coherencia gráfica.

            No hay nada más bonito que un original a color, sin duda. Pero las herramientas digitales son tremendamente prácticas. Ya hace muchos años que pinto digitalmente, pero ahora también hago la tinta digital. Creo que no iré más allá. Por edad y costumbre, me veo incapaz de dibujar una página de cómic sin usar el lápiz y papel.

-En la actualidad se va a publicar la reedición de Oro Rojo y, además, también estas inmerso en proyectos como Balears-: Abans i Ara e Historia de la Humanidad en Viñetas ¿Tienes pensado seguir, por ahora, con estas obras de divulgación histórica o también te planteas volver al género de la fantasía en el que tanto te has movido?

            Intentaré combinar ambos géneros. Me siento muy a gusto en los dos. De fantasía, por ejemplo, he participado como guionista en varios proyectos para Grafito. Irán saliendo este año y el que viene. Y en histórico, ¡con la gente de Dolmen tengo trabajo para años! Nos quedan muchos álbumes para acabar la colección del Balears: Abans i Ara y el Historia de la Humanidad. Por suerte trabajo en Emma Pumarola que hace la tinta y Jose Arnau el color. Si no, me jubilaría sin terminar estos proyectos, ¡ja, ja!

Quim Bou

-Tengo entendido que has trabajado conjuntamente con expertos de renombre en el estudio de la historia ¿Cómo ha sido la labor de documentación por tu parte para llevar a cabo estos tebeos históricos? Y ¿Cómo te has compenetrado con ellos?

            La verdad, francamente muy bien. Quizá he tenido la suerte de colaborar con grandes académicos que entendían que no estábamos haciendo una tesis doctoral, sino un producto de difusión cultural.

            Me encanta ver cómo trabajan, cómo es su día a día, visitar la trastienda de los museos las excavaciones,… Siempre me ha gustado al historia y la arqueología, así que supongo que ven que hay un interés sincero. No demasiado conocimiento, me temo, pero sí interés.

-¿Veremos pronto reedición de alguna de tus obras de finales de los 90´s y principios de los 2000 como Haciendo café, A Reventar!! o Cercanías?

            Podría ser, pero en este aspecto tengo sentimientos contradictorios. De una parte, muchos de los guiones aún me gustan o los veo válidos, pero muchos de los dibujos los veo muy mal envejecidos. Con Oro Rojo dudaba. Pero al pintar las páginas, vi que quedaba suficientemente bien como para reeditarlo. Pero en esos que citas, no creo que pueda reeditarlos sin redibujarlos, o que los dibuje otra persona. Porque hacerlo yo no creo, no doy abasto con los proyectos en que ya trabajo.

-¿Cómo ves la situación del cómic actualmente en España? ¿Crees que estamos viviendo una edad de oro por la gran cantidad de editoriales y publicaciones que se ponen a la venta todos los meses?

            Aquí tengo que empezar por decir que soy la persona menos indicada para hablar del tema. Vivo muy aislado del mundo del cómic. Pero voy a dar mi opinión muy personal y mis sensaciones.

            Creo que debemos intentar, entre todos, ser realistas y ver los problemas que tiene la industria del cómic. En el estado español viven 47 millones de personas. ¿Cuantas de ellas son lectoras? No ya de cómic, sin no de cualquier medio impreso.

Mientras el nivel de lectura de la población sea ínfimo, casi testimonial, creo yo que deberíamos evitar engañarnos. Que se publiquen muchas novedades y haya muchas editoriales significa que hay un gran impulso editorial y creativo, pero quien hace sostenible este impulso son las vendas. Sin vendas, no hay industria. Así de cruel.

            Quizá una solución a largo término sería que autores, editores, divulgadores, etc… se pusieran de acuerdo en crear una Semana de la Lectura, en donde durante esta semana todos los sectores fuéramos a colegios a explicar, talleres y regalar ejemplares de cómics. Pero creo que tendría que hacerse enfocado a los más pequeños, los adolescentes ya tienen sus costumbres culturales arraigadas y dudo que nosotros podamos cambiarlas. Es solo una idea.

Rorschach Tom King Jorge Fornes

Rorschach Tom King Jorge Fornes

Que Rorschach es uno de los personajes más populares y carismáticos de Watchmen es indudable, su personalidad como justiciero brutal e inmisericorde contra la delincuencia, castigando constantemente a los malhechores sin ningún ápice de remordimiento genera una fascinación evidente en los lectores.

Pero no solo su forma de pensar, actuar o su pasado es interesante, su simple apariencia también genera un halo de misterio recurrente gracias a esa enigmática máscara en la que manchas negras y abstractas no paran de moverse creando formas extrañas.

El final de la obra original escrita por Moore y Gibbons cerraba la historia de Walter Kovacs, pero, precisamente esa tela blanca con la que escondía su identidad se ha convertido posteriormente en un símbolo, que no solo ha seguido presente en su propio mundo, sino también, desde Doomsday Cloock, en universo Dc.

Sobre la obra

El ejercicio de Tom King, en este caso, se acerca más al trabajo de Damon Lindelof con su serie para HBO, al situar la trama años después de lo ocurrido tras el final de Watchmen, que a lo realizado por Geoff Johns en el Reloj del Juicio Final, cruzando la realidad de los héroes de Dc con los de Moore. Teniendo en cuenta estos aspectos, aunque sigue existiendo un extenso debate sobre si es necesario seguir explotando la franquicia y ahondar mucho más sobre personajes como, por ejemplo, Rorschach, lo que sí tenemos claro es que con King en este proyecto la propuesta gana interés.

El equipo creativo, en  general, es formidable, ya que, si a nivel de guion contamos con unos de los autores más destacados del panorama actual, desde el punto de vista artístico no nos quedamos atrás. Jorge Fornés demuestra su enorme calidad en cada obra nueva que se pone a la venta, y aquí sigue mostrando sus dotes artísticas y narrativas.

Rorschach

Argumento

Este primer número realmente cuenta muy poco de la historia planeada por King a lo largo de sus doce números, pero arranca con una premisa muy atractiva y que engancha lo suficiente como para seguir con atención las siguientes entregas. Un hombre vestido igual que Rorschach es abatido junto a su acompañante femenina, también disfrazada, cuando intentaban asesinar al candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos en el transcurso de un acto electoral.

A pesar de este comienzo impactante y frenético, en páginas siguientes la acción se hará más pausada y pondrá el foco en un detective que investigará este atentado fallido, procurando descubrir quienes eran los dos individuos implicados y qué motivaciones les llevaron a cometer tal locura. A través del estudio forense de ambos cuerpos, King nos hará ver mediante flashbacks diferentes momentos en la preparación del plan para matar a este político, aportando pistas, como si de piezas de un puzle se tratara, sobre el falso Rorschach y su colaboradora.

Influencias

Toda la trama está impregnada de un sabor a género negro, centrada en la investigación policiaca y recordando a obras de autores como Brubaker o Rucka. Por su parte, al igual que en otros títulos ambientados en el rico universo de Watchmen, sus autores intentan asemejar sus recursos narrativos y visuales a los de Moore y Gibbons, combinándolos con sus estilos totalmente personales. Esto mismo hacen King y Fornés, alcanzando una fusión a través de la cual consiguen homenajear el cómic que utilizan como referencia, empleando, por ejemplo, elementos concretos como el diseño gráfico o el metalenguaje tan característico de dicho tebeo.

Apartado artístico

El apartado gráfico es uno de los puntos fuertes de este proyecto. Jorge Fornés, en concreto, está actualmente en un momento inmejorable, su estilo, en la línea de grandes artistas como David Mazzucchelli, es perfecto para esta historia. Todo el apartado artístico que rodea a esta miniserie es muy acertado, desde el dibujo de sus páginas interiores, hasta sus portadas y el diseño de su tipografía, que recuerda constantemente a las obras pulp. Asimismo, Dave Stewart, encargado del color, demuestra una vez más su calidad en este campo, con unos tonos apagados que acentúan aun más esa atmosfera de investigación y suspense, además de proporcionar un aire setentero a una trama que en realidad se desarrolla en el siglo XXI.

Conclusiones

En definitiva, un comienzo interesante en el que Tom King pone las bases de lo que se desarrollará en números posteriores. El guionista estadounidense, utilizando el vasto universo de Watchmen y la figura de Rorschach, plantea un thriller de investigación adictivo en su planteamiento inicial, en el que también introduce temas políticos, aparentemente, muy influenciados por el panorama actual americano. El arte de Fornés, sobresaliente en todos los sentidos, junto al color de Dave Stewart, convierten a este cómic en una compra casi obligada si, además, sois amantes de la obra original de Moore y Gibbons y queréis seguir profundizando en el mundo del mejor tebeo de la historia.

Reseña Sentient Panini

Reseña Sentient Panini

Hoy analizamos Sentient, una de las dos primeras obras que ya se han publicado en España de la editorial TKO studios bajo el sello evolution comics de Panini. Este nuevo título de Jeff Lemire y Gabriel H. Walta, que se puso a la venta hace poco más de un mes llamó la atención por sus autores y, junto a Sara de Garth Ennis, se convirtió en uno de los cómics más destacados de finales de 2020.

TKO studios

TKO fue fundada en 2017 por Tze Chun y Salvatore Simeone y desde su creación se ha caracterizado por lanzar miniseries de seis números. Todas estas series son autoconclusivas y están pensadas para ser, posteriormente, recopiladas en volúmenes como el que estamos reseñando.
El plantel de autores que ya ha trabajado con la editorial es de una calidad incuestionable, muchos de ellos con bastante experiencia en el mundo del noveno arte como el propio Lemire, Steve Niles, Joshua Dysart, Jordie Bellaire o Steve Orlando. Por lo que esperamos que muchas de las obras realizadas por estos autores vayan llegando, poco a poco, a nuestro país.

Argumento de Sentient

La historia nos sitúa en 2105. En este futuro la Tierra está al borde de la destrucción y muchos de sus habitantes se están dirigiendo a través del espacio a diferentes colonias que se están fundando como consecuencia del desastre que se avecina para nuestro planeta. Este contexto caótico ha provocado la aparición de grupos radicales separatistas que quieren desligarse por completo de la población terrícola.

Lemire usa este telón de fondo para centrar la acción en la U.S.S. Montgomery, una nave colonia en la que viajan diferentes familias con el objetivo de llegar a los nuevos asentamientos establecidos por el universo. Durante el transcurso de la travesía un trágico suceso deja a un grupo de niños totalmente desamparados en medio del cosmos.
Sin adultos que puedan ayudarlos, la única posibilidad de supervivencia para ellos será la inteligencia artificial del carguero, llamada Valerie.

Sentient

Guion de Sentient

Lemire plantea un argumento, que pese a contar con un contexto interesante y no del todo original, resulta bastante sencillo en su desarrollo. Se trata de una obra que no arriesga y está influenciada por grandes producciones enmarcadas en la ciencia ficción como Alien: el octavo pasajero o 2001: una odisea en el espacio, explorando conceptos como la familia o las relaciones humanas.

La evolución de los personajes, por su parte, es orgánica y no presenta excesiva complejidad ya que estamos ante una aventura que solo se extiende a lo largo de seis entregas. Además, aunque en varias ocasiones podamos pensar que esta historia tiene potencial suficiente como para haberse desarrollado más extensamente, lo que podemos encontrar en este volumen sigue siendo muy disfrutable.

El guionista canadiense crea un suspense y una tensión que se palpa en todo momento, proporcionándonos una sensación de incomodidad en algunas partes de la trama que nos mantiene pegados a cada página y eso no siempre es fácil de conseguir.

Apartado artístico

Pero si algo destaca en esta miniserie es el dibujo y el color de Walta. El artista granadino mejora con cada trabajo que realiza y en esta aventura sigue estando espectacular. Su estilo, más cercano al europeo que al cómic americano, consigue elevar la calidad de dicha obra, con un nivel sobresaliente en narrativa, detalles en cada viñeta y expresión de los personajes. El autor granadino hace su arte totalmente reconocible, apoyado con un color en acuarelas poco habitual en el mercado estadounidense.

Conclusiones de Sentient

El equipo creativo con el que contaba este tebeo ya merecía nuestro interés.  Y, a pesar de que Lemire tiene capacidad de sobra para crear una historia mucho más elaborada, las circunstancias, al ser una obra de encargo, han provocado que nos transmita la sensación de que el argumento podría haber dado mucho más de sí.

La mayoría de conceptos con los que juega el autor de Gideon Falls están muy bien planteados pero con más tiempo para desarrollarlos estaríamos hablando de una obra con otro resultado. Aun así, estas apreciaciones no deben desmerecer a este volumen que sigue siendo muy acertado para los amantes de la ciencia ficción y, en general, consigue ofrecer un producto muy decente en cuanto a guion y sobresaliente en el apartado gráfico.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.