Whodunnit? El Torres & Vicente Cifuentes

Whodunnit? El Torres & Vicente Cifuentes

Whodunnit ? es una obra publicada por Karras Cómics y guionizada por El Torres con dibujos de Vicente Cifuentes.

Si hablamos de autores prolíficos en nuestro país es inevitable no pensar en figuras como la de El Torres, sus obras, entre reediciones y novedades, suelen estar presentes de manera constante en las estanterías, demostrando la capacidad creativa del guionista malagueño, el cual no para de introducirse en nuevos proyectos.

Y aunque, en la actualidad está inmerso en lo que ha denominado como su Trilogía de Howard, iniciada con Sangre Bárbara y continuada con El Puritano, que verá la luz en diciembre, también tiene tiempo para publicar títulos ajenos al universo del legendario escritor de Texas.

Así, en Whodunnit?, un cómic que nace de una campaña de crowdfunding en Verkami y llega a las tiendas en colaboración con Karras, el Torres se acompaña del arte de Vicente Cifuentes para realizar una historia de suspense, misterio, y toques sobrenaturales ambientada en la Inglaterra del siglo XIX.

Argumento de Whodunnit ?

La trama gira en torno a la muerte de Lord Strutter, cabeza de una de las familias más acaudaladas del país, que aparece asesinado cruelmente en la habitación de su enorme mansión.

Rápidamente comenzará una extensa investigación dirigida por el inspector jefe Forrester y su segundo al mando, un ex soldado llamado Mr. Wallcroft, que trabajarán para encontrar lo antes posible al asesino.

El terrible acontecimiento coincidirá, además, con el primer día de trabajo de Dorry Quirrel, una nueva doncella que ha llegado a la casa recientemente, y una reunión familiar convocada, al parecer por el propio Strutter, que convierte a todos sus parientes en los principales sospechosos.

Influencias de la obra

El Torres construye, desde el primer momento, una historia de detectives convencional con animales antropomórficos, al estilo de tebeos como Blacksad, que presenta las características y los rasgos habituales del género.
El mismo título de la obra que estamos reseñando es una muy clara referencia a ese tipo de novelas policiacas que se basan en la resolución de un enigma concreto por parte de un detective profesional, con frecuencia erudito y excéntrico. No es de extrañar, por lo tanto, que el guionista de El Bosque de los Suicidas beba directamente de la literatura de autoras tan renombradas como Agatha Christie.

Si bien este subgénero puede resultar a día de hoy anticuado, ya que el lector en la actualidad, generalmente, desea un producto de consumo rápido e inmediato, sorprende la aparición de obras cinematográficas que siguen dicha fórmula y han ganado mucha popularidad en los últimos años como Puñales por la Espalda. Todo ello demuestra que este tipo de trabajos, más allá de lo que pueda parecer, siguen vivos y no se han extinguido por completo.

Guion de Whodunnit ?

Partiendo del asesinato inicial y la llegada a la escena del crimen del inspector Forrester y su ayudante Wallcroft, El guion elaborado por El Torres toma dos vías distintas, ambas dirigidas a la resolución del caso. Por un lado, Forrester, representando al detective más experimentado y maduro, llevará a cabo una investigación más tradicional, interrogando a los principales sospechosos y buscando pistas por la mansión. Mientras que, por otra parte, Wallcroft, acompañado de la doncella Quirrel, movidos por la emoción de la juventud y las ganas de vivir aventuras, irán más allá saltándose los métodos convencionales.

Elementos característicos de la Whodunnit ?

A su vez, durante el transcurso de la investigación y a través de las conversaciones entre personajes conoceremos más de ellos, de su pasado y, sobre todo, de la historia de la familia Strutter. Pero, aunque el argumento recoge y homenajea los clichés propios de estas novelas, El Torres también introduce elementos diferenciadores que consiguen distanciar un poco a esta obra del resto. Uno de ellos es sin duda el diseño de los personajes como animales antropomórficos, esto los dota de una mayor expresividad y, además, proporciona a la historia un aire fresco que la aleja de su habitual tono riguroso.

El resto de ingredientes que hacen especial a Whodunnit? tienen que ver con la introducción del terror sobrenatural, explorado frecuentemente en la literatura gótica del siglo XIX, y la crítica social que pone el foco en la diferenciación de clases. Todo ello en pequeñas dosis, sin restar importancia a la trama central que adquiere, así, mayor profundidad.

El trabajo de El Torres es sencillo pero eficaz, llevando a cabo un guion ágil, entretenido y con personajes muy carismáticos. Y, pese a que la lectura de este cómic resulta en todo momento gratificante, también muestra algunos aspectos poco cuidados en su escritura que no podemos mencionar ya que entraríamos en el terreno de los spoilers.

Aun así, estos descuidos no empañan la calidad notable de esta obra en la que el guionista malagueño demuestra, una vez más, su versatilidad y profesionalidad como autor de cómics.

Whodunnit?

Apartado artístico

En el apartado gráfico, Vicente Cifuentes desarrolla un estilo que está muy lejos del que emplea regularmente, demostrando su capacidad de adaptación a cualquier tipo de proyecto. Se nota que el artista albaceteño está abierto a la experimentación y a salir de su zona de confort, en esta ocasión con un resultado deslumbrante. En cambio, desde el punto de vista narrativo no se aprecia un excesivo riesgo, optando por una composición de página mucho más tradicional que, a diferencia de lo que pueda parecer, enfatiza el carácter clásico de la obra.

Asimismo, el diseño de los personajes también es muy acertado, permitiendo al lector reconocerlos en todo momento y ajustando sus características físicas con su personalidad. El trabajo en este sentido es fundamental en un tebeo como Whodunnit?, ya que es importante tener siempre identificado a cada uno de los implicados en la investigación. Por su parte, el color de Ulises Arreola se ajusta a la perfección a lo que demanda esta historia, adaptándose a las necesidades del relato. Destaca, además, por sus efectos lumínicos y por una solvencia general en el empleo de los colores, con los que dice lo suficiente en cada escena.

Whodunnit?

Edición

La edición, por otro lado, es muy atractiva, presentando un tamaño mayor al del resto de títulos de Karras, pero manteniendo, por ejemplo, ciertos brillos en la portada, característica habitual en el catálogo de la editorial. Como extras, encontramos comentarios de los autores sobre el proceso de creación, con algunas imágenes de bocetos, y una pequeña grapa en la que se incluye una breve aventura protagonizada por los personajes principales de la historia, que sirve de precuela.

Conclusiones

En definitiva, un cómic sencillo, entretenido y sin pretensiones que funciona como un buen homenaje a las novelas de detectives centradas en la resolución de un crimen. El Torres se aprovecha de las influencias del género pero incorporando elementos de su propia cosecha. No revoluciona la fórmula de este tipo de obras pero crea un producto que gustará a los amantes de Agatha Christie o Arthur Conan Doyle. El arte de Vicente Cifuentes y Ulises Arreola, sin embargo, merecen una mención aparte ya que se trata del aspecto más remarcable, justificando la compra de este tebeo si teníais algunas dudas.

Reseña Villanueva. Javi de Castro

Reseña Villanueva. Javi de Castro

Halloween ya ha pasado pero eso no nos impide seguir disfrutando del terror en el noveno arte. Por eso hoy os traemos la reseña de Villanueva, de Javi de Castro, publicada por Astiberri a principios de octubre.

En Villanueva el autor combina el folclore leonés y el horror, dando lugar a una historia muy especial que los amantes del género no deberían perderse. Un cómic que pasa directamente a engrosar la lista de títulos más peculiares y originales de lo que va de año.

Folk horror y la España vacía

Así, el primer elemento fundamental sobre el que se sustenta este tebeo es el folk horror. Estamos ante un subgénero explorado extensamente en el cine de producción estadounidense, que, por supuesto, ha tenido una gran influencia en la aparición de esta obra. Mientras que el segundo pilar de Villanueva es su contextualización en nuestro país .

Y es que hablamos de esa España vacía de la que tanto hemos podido escuchar a lo largo de los últimos años. Su ambientación en un pueblo de León que, realmente, podría ser cualquier otro con características similares hace de este cómic su aspecto diferenciador.

Dicha historia se convierte en un reflejo de la despoblación que sufren estas localidades, donde la falta de recursos y oportunidades ha provocado un éxodo constante hacia las grandes ciudades. Este fenómeno, por lo tanto, ha conllevado que la mayor parte de sus habitantes sean personas de edad avanzada con sus propias tradiciones y costumbres que, en muchas ocasiones, se encuentran ancladas en el pasado. Comunidades, cada vez más cerradas, que suelen chocar con aquellas personas que provengan del exterior.

Villanueva

Argumento de Villanueva

Este es el contexto de una obra que tiene como protagonistas principales a Miguel y Ana, dos jovenes con deudas, que esperan un hijo y han decidido aprovechar la oportunidad que les proporciona la localidad de Villanueva, donde sus habitantes ofrecen viviendas gratis.

El pueblo necesita sangre nueva que revitalice las calles del municipio y es ahí donde entra en escena un secundario fundamental en la trama, Carmen, quien se encarga de buscar en la gran ciudad a futuros vecinos para la comunidad. No hace falta que os digamos que la estancia de la pareja recién llegada no resultará para nada idílica, iniciándose una serie de acontecimientos que transformarán sus vidas en un auténtico infierno.

Pese a todo lo que hemos comentado, Javi de Castro no pierde el respeto por las costumbres más arraigadas en los pueblos de España y, concretamente, en los de Castilla y León.

El autor hace uso de los estereotipos, las fiestas y “ritos” propios de estas localidades amoldándolos a la historia que quiere contar, pero siempre mostrando un cuidado que se hace notar en cada página. De Castro aporta una visión muy personal de estas pequeñas poblaciones, ayudada por sus propias experiencias, con la que desea reflejar los aspectos positivos y negativos de vivir en un contexto como en el de Villanueva.

Guion de Villanueva

Aunque la premisa general de la obra presenta cierta originalidad, el guion es bastante convencional. La trama está muy bien construida y cuenta con la inteligencia del lector, confiando en que sepa detectar las pistas, en muchos casos visuales, que irán apareciendo por el camino. Todo ello permite que estemos ante un cómic que invita a la relectura, por lo que es muy probable que en un segundo acercamiento encontréis nuevos detalles pasados por alto.

Por su parte, los personajes de esta historia son profundos y complejos, logrando, a través de sus conversaciones y su manera de actuar, que empaticemos con ellos desde el primer momento, algo que Javi de Castro consigue con enorme facilidad.

Apartado gráfico

Desde el punto de vista artístico el trabajo del autor leonés es muy similar a lo que ya hemos podido ver en sus obras anteriores, manteniendo un nivel a la altura de su webcómic The Eyes.

Y aunque es posible que Villanueva no atraiga en una primera hojeada, una vez nos sumergimos en su historia el dibujo no puede ser más adecuado. En este sentido es sorprendente como Javi de Castro, con un estilo cartoon y de línea clara consigue generar tensión y plasmar escenas escalofriantes.

El simbolismo está muy presente en todo el cómic, el cual sirve para generar un halo de misterio aún más inquietante si cabe. Asimismo, el apartado gráfico, en apariencia sencillo, es realmente más complejo de lo que parece, demostrando que detrás de cada página hay un gran esfuerzo por que todo fluya y sea efectivo.

El uso del blanco y negro y tonalidades azules es un ejemplo de cómo De Castro consigue mucho con muy poco, despertando en el lector cierta sensación de incomodidad de principio a fin.

Edición

La edición de Astiberri demuestra de nuevo por qué se trata de una de las editoriales más destacadas de nuestro país.

La calidad del tebeo en este aspecto es inmejorable, con un papel de alto gramaje y pequeños detalles que se agradecen, como el relieve de la portada que acentúa esa apariencia de grabado tan acorde con el contenido

Valoración final.

En definitiva, una obra de terror muy diferente al resto de títulos pertenecientes a este género que sirve para reivindicar y reflejar una realidad de fondo como es el de la España vacía, en muchos casos ajena y desconocida para la población que vive en las grandes ciudades.

Es de ese mismo desconocimiento del que se aprovecha Javi de Castro para mostrar una versión perturbadora y escalofriante de las costumbres y tradiciones de estas localidades olvidadas.

Entrevista Ángel Abellán y Carlos Morote

Entrevista Ángel Abellán y Carlos Morote

Recientemente publicábamos la reseña de El rey de las polillas editada por Grafito Editorial, por lo que ahora os traemos una entrevista con sus autores, Ángel Abellán y Carlos Morote. Dicha obra se encuentra todavía en fase de preventa, así que aún podéis haceros con un ejemplar acompañado, además, de jugosas recompensas. Os dejamos con la entrevista!!

-¿Cómo surge un proyecto tan interesante como el Rey de las Polillas en el que se combinan géneros, en principio, tan contrapuestos? Y, aunque se intuye cierta carga autobiográfica en la obra ¿Cuánto de vuestras experiencias de pareja hay en ella?

ÁNGEL: Pues surge de la necesidad de divertirme escribiendo guiones. Tras un par de guiones bastante más dramáticos y más enfocados al costumbrismo, decidí que quería hacer algo más frenético, con acción, aventura y terror. Pero también me apetecía mucho intentarlo con uno de mis géneros favoritos: el romántico. Así surgió toda esta locura que fue “El Rey de las polillas”. Respecto a lo que hay de nosotros en el cómic… siempre lo digo, mucho más de lo que me gustaría. Pero es que, para mí, escribir supone un alivio sobre todos esos sentimientos y pensamientos que me pesan. Y quise hacer lo mismo con Carlos, inmiscuirlo en la historia de alguna manera (en este caso, mediante Ele).

CARLOS: Aunque suene a broma, el cómo me involucré en esta historia comienza cuando le dije a Ángel: “¿por qué no escribes una historia para mí? Pero una guapa que me quiero forrar”. Él ya había empezado a escribir lo que ha acabado siendo El rey de las polillas, me contó de qué iba y dije qué sí. Ahí empezó nuestro “matrimonio”.

En cuanto a lo personal, si la primera llamada que recibes de Ángel es “dime cómo conociste a Fuen”, te puedes imaginar el resto. Aunque no sólo ha sido cosa de Ángel, a veces yo también he hecho algún aporte personal de motu propio. 

-Además, en el texto que cierra el cómic dedicáis la historia a vuestras respectivas parejas ¿Han tenido influencia en la construcción de Tonya y Jen? 

ÁNGEL: Hay diálogos en el cómic que están ahí porque yo los he vivido de alguna manera. Hay situaciones que he experimentado en primera persona y que he querido transmitir. Así que, de forma inevitable, sí, hay una enorme influencia. 

CARLOS: seguro que sí, a fin de cuentas son nuestras heroínas. 

-El Rey de las Polillas es un tebeo con altas dosis de amor, terror y acción ¿Cómo planteasteis esta mezcla de géneros para que, además, quedara un trabajo tan sólido?

ÁNGEL: ¡Gracias! La verdad es que no me planteé demasiado la mezcla de géneros. Más bien me planteé la estructura del cómic y le di muchas vueltas a los personajes para perfilarlos como yo quería. Encontrar el equilibrio entre los géneros no fue una tarea difícil, todo lo contrario, fluyó muchísimo. 

CARLOS: Si bien es cierto que el cómic sufrió varias revisiones tanto en la etapa de storyboard como incluso en la etapa final para que hubiera un equilibrio entre todos los géneros, lo cierto es que, como dice Ángel, todo fluyó. No me supuso mayor problema el pasar de una secuencia a otra diametralmente opuesta, salvo alguna escena que sí que me costó un poco más de la cuenta.

 El rey de las polillas
-No deja de llamarnos la atención la elección de las polillas como animal recurrente en la historia, dando forma a través de ellas a la criatura que se enfrenta a nuestras protagonistas. Aunque tenemos nuestras propias interpretaciones ¿Cuál ha sido el motivo concreto por el que elegisteis a estos insectos?

ÁNGEL: Porque la metáfora sobre la muerte de las mariposas que tienes en el estómago y su transformación en polillas, me estaba gritando desde el principio. No podía ser de otra manera. 

-Se nota, al menos tras haber leído la obra, que hay compenetración entre guionista y dibujante ¿Os habéis entendido tan bien como parece? 

ÁNGEL: Es que trabajar con Carlos es muy fácil. Creo que no hubo ningún problema, ni siquiera en los peores momentos. Tener un compañero en esto de hacer cómics es algo que viene muy bien, porque llorar acompañado mola más que llorar solo. 

CARLOS: Sí, nos hemos entendido bien, aunque a veces no es fácil aguantar las neuras de Ángel…ja, ja, ja. Además, al ser amigos, si surgía algún problema no dudábamos en llamarnos para hablar. A veces llegó a parecerse demasiado a un matrimonio. Pero bueno, creo que no llegó a revolotear ninguna polilla alrededor nuestra durante el proceso de creación del cómic. 

-Por otro lado, ¿Qué obras del mundo del noveno arte creéis que os han marcado y os han hecho dedicaros a esto?

ÁNGEL: Te diré que el cómic nacional, casi por completo. Yo era de la escuela Bruguera a tope, de Zipi y Zape y de Carpanta, y de ahí salté directamente a “El Jueves”, donde conocí a Albert Monteys, tal vez el autor que más me ha influenciado a lo largo de mi vida. Después han seguido autores fundamentales para mí, como Paco Roca, Miguel Ángel Bou y Cristina Durán, o Alfonso Zapico. 

CARLOS: Yo soy de esos que de pequeño se zampaba los Súper Humor y luego, por alguna razón, dejó de leer cómics. Hace unos años, cuando retomé la lectura y me planteé lo de dedicarme a esto, vi unas viñetas hechas a acuarela y dije: “guau, yo quiero hacer eso”. El cómic era Blacksad. Poco después también descubrí a autores como José Luis Munuera o Jordi Lafebre. Por lo demás, intento leer cualquier cosa que crea que puede hacerme evolucionar como autor. 

-Y para finalizar ¿En qué proyectos estáis embarcados actualmente? ¿Qué podéis adelantarnos?

ÁNGEL: Yo estoy trabajando en un nuevo cómic con Luis Armand Villalba. Se llamará “Lo que más miedo te dé” y estará listo para principios del 2022 si todo va bien. Además, estoy trabajando con Alba Flores (dibujante de mi primera obra “Temporada de melocotones”) en un proyecto muy personal, el más personal hasta la fecha, pero de momento poco más puedo decir. 

CARLOS: ¡Con no morir con la preventa y lo que se avecina con las presentaciones de El rey de las polillas, ya tengo suficiente! Pero tengo que sentarme seriamente y decidir cuál va a ser mi siguiente paso.

Y con esto finaliza la entrevista. Desde la web del Mundo del cómic damos las gracias a los autores y les deseamos mucha suerte en sus próximos proyectos.

Entrevista Ángel Abellán y Carlos Morote

Reseña El Rey de las Polillas

Si por algo destaca Grafito Editorial es por apostar por autores españoles y, en muchas ocasiones, también nóveles con mucho potencial que, poco a poco, van consolidando su nombre en el mundo del noveno arte. El Rey de las Polillas es una muestra de ello, en el que Ángel Abellán y Carlos Morote dan un golpe sobre la mesa con este nuevo cómic que se convierte, desde ya, en una de las obras más interesantes de lo que va de año.

Argumento del Rey de las polillas

Ambos autores elaboran una llamativa historia de amor y terror en la que combinan estos dos géneros con gran solvencia. Un relato en el que se nos presenta a Ele y Tonya, una pareja que no se encuentra en su mejor momento y, aunque ellos no quieren aceptarlo celebrando, incluso, su cuarto aniversario, es muy probable que la relación no siga adelante. Los recuerdos felices vividos a largo de los años están presentes constantemente y están haciendo aún más doloroso una posible ruptura definitiva. Asimismo, Jen, una policía local, y su marido están experimentando una situación parecida. La relación se ha desgastado con el paso del tiempo y, ahora, parece muy difícil recuperar la ilusión y el amor de antaño.

Sobre la obra

Es, por lo tanto, en este contexto donde comienzan a aparecer con frecuencia las polillas, que, con su aspecto peludo y grisáceo, representan el reverso oscuro de aquellas mariposas, coloridas y majestuosas, que sentimos en el estómago cuando estamos enamorados. De esta forma, la unión de dichos insectos repugnantes conformará una criatura de pesadilla que despoja de cualquier sentimiento de amor a las personas que ataca, generando en ellas un fuerte dolor cuando se encuentran cerca de su pareja. La amenaza de este monstruo provocará el inicio de una aventura protagonizada, especialmente, por Tonya y Jen, en la que lucharán por recuperar la llama que está a punto de apagarse.

Ángel Abellán aprovecha la frescura que le ofrece su poca experiencia como guionista de cómics y la emplea a su favor aportando ideas muy originales que parten de la propia premisa inicial. Esta es su segunda obra larga y eso se nota en lo arriesgado de esta propuesta, mostrando un guion sólido y con ritmo que sorprende en alguien que todavía se está haciendo un hueco en el mundillo.

Guion

Sin duda el guion y el argumento del que parte esta obra es su aspecto más remarcables, ofreciendo un autentico coctel de emociones en el que se mezclan el Slice of life y el terror sobrenatural. Por lo que resulta muy interesante ese proceso de transición que experimenta la historia, pasando del costumbrismo a la acción desenfrenada con enorme facilidad. Por otro lado, el tratamiento que se da a la criatura, a nivel de diseño artístico y escritura, es quizás el apartado más flojo de este cómic, sirviendo simplemente como metáfora de aquellas dificultades a las que hay que enfrentarse para salvar una relación.

A su vez, es importante resaltar la buena labor de caracterización de los personajes que, aunque no están extensamente desarrollados por la duración de la trama, sí podremos llegar a conocerlos lo suficiente como para empatizar con ellos y entender su comportamientos en situaciones determinadas. Destaca, además, la humanidad con la que se refleja a cada uno de ellos, alcanzándose a través de las conversaciones y su forma de afrontar los problemas.

Apartado gráfico

Desde el punto de vista gráfico, la labor de Carlos Morote es espectacular. El dibujante murciano utiliza un estilo cartoon que se adapta perfectamente a lo que requiere esta historia, proporcionándole los recursos necesarios para reflejar los sentimientos de los personajes a través de sus gestos faciales y corporales. Además, tampoco podemos dejar de mencionar el esfuerzo realizado por este artista en la narrativa gráfica, llevando a cabo composiciones de página muy imaginativas y bien resueltas que no dejarán de impresionarnos. Teniendo en cuenta que El Rey de las Polillas es la primera obra larga de Morote, estamos seguros de que le espera un futuro muy prometedor dedicado a los lápices.

El Rey de las poillas

Conclusiones

En definitiva, esta nueva propuesta de Grafito Editorial se consolida como uno de los relatos más originales de este año. Un cómic, cuyo principal atractivo es la forma de reflejar y contar una historia, que si se hubiera enfocado de otra manera no sería tan interesante. Sus autores se arriesgan con una combinación de géneros pocas veces vista, que plasman con sencillez a través de una serie de personajes que se sienten reales y cercanos. Para los que estéis interesados en esta obra, actualmente podéis haceros con ella mediante la preventa que Grafito inició a principios de octubre y con la que, además de un ejemplar, también recibiréis suculentas recompensas.

Reseña The Phantom 1943-1944

Reseña The Phantom 1943-1944

The Phantom está viviendo una época de actualidad en nuestro país gracias a la labor de publicación de Dolmen con su línea Sin Fronteras, quien se ha propuesto traernos todo el material del personaje desde su primera aparición allá por 1936.

Desde su creación por parte de Lee Falk a mediados de los años 30`s tras el éxito de Mandrake, El Hombre enmascarado se ha consolidado como una de las figuras más influyentes del noveno arte. Falk, acompañado en los primeros años del dibujo de Ray Moore después de haber trabajado en solitario como autor completo, ya declaraba que sus principales fuentes de inspiración eran las aventuras de Tarzán, Mowgli o Doc Savage, provenientes de la literatura pulp de aquellos años.

Estos referentes se convirtieron en los pilares fundamentales sobre los que se sustentó The Phantom, el cual, a su vez, también tuvo un gran impacto en la mitología superheroica que llegaría más adelante.

Contexto histórico

El volumen al que dedicamos esta reseña es el octavo de esta colección en la que se incluyen las tiras diarias por orden cronológico, correspondiendo, en este caso, a los años 1943-1944. Así, El contexto histórico en el que se veía sumergido el mundo en esos momentos, con Estados Unidos y las potencias europeas en plena Segunda Guerra Mundial, afectó a la industria del cómic en muchos sentidos.

Buena parte de los tebeos de la época se ambientaron en el campo de batalla, de ahí que el anterior número de dicha colección, que incluía las tiras pertenecientes a 1940-1943, situara al Fantasma luchando en las junglas de Bengali contra los ejércitos japoneses. La intervención norteamericana en el conflicto también supuso que algunos autores fuesen reclutados al frente, Ray Moore fue uno de ellos, por lo que ahora sería su ayudante, Wilson McCoy, el que se encargaría de los lápices de la serie.

The Phantom

Nuevo ciclo

De esta manera, las historias incluidas en esta entrega iniciaban una nueva etapa para el Fantasma, cuyo principal aliciente es el trabajo de McCoy en el dibujo que, junto a Falk, realizaría alguna de las historias más interesantes del personaje. Los relatos del Héroe Enmascarado vuelven a sus raíces, explorando otra vez el género de aventuras más puro tras su regreso de la guerra. Aunque ahora el conflicto bélico quedará relegado a un segundo plano su influencia seguirá muy presente, por lo que el mundo en el que se mueve The Phantom se convierte en un reflejo del mundo real en el que viven sus lectores.

No es de extrañar, por lo tanto, que en las páginas de la serie se haga alusión a las cartillas de racionamiento o exista un constante temor a los submarinos enemigos, mientras que en los años siguientes a la guerra los villanos sufrirán algunas transformaciones respecto a los tiempos anteriores, convirtiéndose en nazis huidos dedicados, muchos de ellos, a la piratería sin rendir cuentas a ninguna nación específica.

Sobre The Phantom

Las tramas mostrarán un interesante contraste entre el carácter más aventurero del personaje, viajando a tierras desconocidas tras la pista de un importante villano, y un ambiente callejero y urbano, luchando contra las organizaciones criminales del hampa.
Por ello, será bastante habitual ver a The Phantom actuando en las sombras, dejando pistas de su presencia y eliminando a sus enemigos uno a uno sin ser visto. Pero la acción desenfrenada también dará paso a momentos más pausados, desarrollando como telón de fondo la relación amorosa entre nuestro protagonista y su amada Diana Palmer.

Personajes secundarios

En este sentido, la mujer en la serie, aunque se representa generalmente supeditada a la figura del hombre, fruto del pensamiento imperante en la época, también llega a asumir un rol importante en el devenir de las aventuras, participando, incluso, en algunas misiones relevantes como una agente más.

Por su parte, el plantel de secundarios irá adquiriendo madurez y personalidad, resaltando al tío Dave, cuyos rasgos inspiraron a personajes como el capitán Stacy del universo de Spider-Man, o la madre de Diana, un poco cascarrabias, que se opone al matrimonio de su hija con el Hombre Enmascarado.

Apartado gráfico

En el apartado gráfico, Wilson McCoy se hará con las riendas de la colección, utilizando un estilo basado en la línea clara que recuerda a artistas como Chester Gould, pero, a la vez, manejando, cuando la ocasión lo requiere, un juego de luces y sombras muy acertado. El arte de McCoy irá evolucionando a lo largo de los años y haciéndose más depurado, consiguiendo, desde el punto de vista narrativo, sencillez y eficacia.

A su vez, el artista estadounidense representa, por un lado, a los personajes femeninos con una gran belleza, mostrando algunos primeros planos que hacen a las mujeres encantadoras, y, por otro, a los villanos con rasgos malvados que nos permiten reconocerlos rápidamente.

Conclusiones

En definitiva, el comienzo de un nuevo ciclo para esta serie mítica que, a mediados de los 40´s, recibió un soplo de aire fresco con la llegada de McCoy en el dibujo. La compenetración entre dicho artista y Lee Falk dará lugar a un conjunto de historias en las que se nota el paso del tiempo pero, sorprendentemente, siguen siendo muy disfrutables hoy en día, ofreciendo una lectura ágil y ligera repleta de acción, aventura y romance. El Fantasma regresa de la guerra como un héroe para seguir combatiendo el crimen de los bajos fondos en este volumen que ningún fan del personaje debería perderse.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.