Wild River Seitier Wagner Ponent Mon

Wild River Seitier Wagner Ponent Mon

Los cómics del oeste son una de nuestras debilidades. Hoy vamos a hablar de Wild River, publicado por Ponent Mont hace seis años.

Dibujado por Vincent Wagner y dibujado por Roger Seitier, estamos ante una historia que se desarrolla a principios del siglo XIX.


Argumento de Wild River

La historia comienza con la llegada de Robert Frazier, un trampero, a Saint Charles, en donde va a vender sus pieles y reunirse con su hermano, James, quien es abogado.
Mientras, 150 millas de distancia, su esposa Elisabeth recibe la visita de un trampero amigo de la familia, llamado Virgil Hunt.
Esta, que ha quedado a cargo de la granja junto con su hijo pequeño, acompañados solamente por Efrain, un hombre ya entrado en años, que trabaja para ellos.

Virgil Hunt les pone sobre aviso. Tecumseh, líder de los shawnee está en pie de guerra y está agitando a los indios. Una partida de guerreros cuervos merodea por la zona y tienen que estar alerta.

El ataque de estos sobre la granja, y el posterior secuestro de Elisabeth y su hijo sirve de motor a la historia.

Contexto histórico.

En este caso el contexto histórico es bastante importante. Y es que el cómic tiene como protagonista, de fondo, a dos personajes históricos, Tecumseh y su hermano Tenskwatawa.

Estamos ante una de las figuras indégenas más importantes de la historia de los Estados Unidos. Y es que este personaje y su hermano intentaron crear un estado propio para los nativos y por otra parte querían una vuelta a sus raíces.
Las costumbres de los blancos, el hecho de que los indios se aficionasen al alcohol, por poner un ejemplo, eran el tipo de cosas de las que intentaban proteger a su gente.

Intentó unir a las tribus en contra del avance del hombre blanco, por que tenía muy claro las consecuencias que esto iba a tener para su gente.

Los protagonistas de la historia.

Si hay una cosa que refleja muy bien Wild River es la forma de vida a principios del siglo XIX.

Tenemos ranchos aislados en una zona fronteriza que son bastante vulnerables. La convivencia con los indios es complicada. Hay tramperos que respetan sus costumbres y viven en relativa armonía con ellos pero no siempre es así.
El comercio de las pieles, sobre todo las de castor, está en su punto álgido y todavía no ha llegado la fiebre del oro, que desembocará en una oleada masiva de colonos que acabarán por desplazar a los nativos al desierto.

Por otro lado las armas todavía no son las que vamos a ver en el último tercio. No existen ni winchesters ni colts de repetición, esto hace que los combates con los indios sean menos desiguales.

La historia gira en torno a la búsqueda de Elisabeth y su hijo por parte de Robert Frazier y su hermano. Los guerreros cuervo se los llevarán con ellos y se verán sometido a todo tipo de penalidades.

Una mujer rubia y su hijo, acompañados de indios llaman bastante la atención y el destino del pequeño podria ser crecer entre los indios.
Este es un tema que se trata también en comics como Wyoming Doll.

Wild River

La edición de Wild River.

Hay que decir que la edición viene acompañada de una serie de extras bastante recomendables para contextualizar la historia que nos cuentan.
Nos van a explicar los distintos tipos de indios, sus campamentos, que son diferentes, ( a los blancos les parecen todos iguales, pero no es así) y también viene información acerca de las rutas de exploración que se iban abriendo en la época.

Valoración de Wild River.

Estamos ante un cómic muy entretenido. La historia sin ser original si tiene el acierto de estar muy bien contextualizada. Vemos personajes nobles y aberrantes a ambos lados del conflicto y transmite muy bien el modo de vida de la época.
Como punto negativo el dibujo, que personalmente no me gusta, pero la historia lo compensa.

Wyoming Doll. Franz.

Wyoming Doll. Franz.

Wyoming Doll, de Franz, es un cómic del oeste publicado en España por Ponent Mon . Como buen aficionado al western, la premisa me resultaba interesante, y además, Franz es un autor que siempre me ha llamado la atención.

Esta es uno de los cómics que recomendabamos a principios de mes.

Argumento de Wyoming Doll.

Una caravana de colonos es asaltada por los indios pawnee. Solamente quedan dos supervivientes, un scout llamado Logan, y un viejo italiano, Guiseppe.
En la escaramuza han muerto todos los miembros de dos familias, y dos niñas pequeñas han desaparecido. Logan acompaña a Guiseppe a la civilización y le promete buscar a las dos niñas. Una de ellas es su nieta.

Paralelamente a esto, Salmon Leap, un sioux lakota, abandona su tribu. El padre de la mujer que ama ha rechazado los regalos que este ofrecia como dote.
Ofuscado y desencantado de la vida, Salmon Leap planea una muerte heróica lanzándose el solo contra un fuerte lleno de soldados.
Mientras que busca el fuerte, encuentra un campamento de pawness, en donde ve a una niña blanca, y la rescata.

El destino de Logan y Salmon Leap se cruza y el cuidado de la niña va a hacer que dos personajes a priori opuestos, vean que tienen más cosas en común de lo que parece.

Un argumento recurrente.

Y no por ello menos eficaz. Cuando hablamos de niños secuestrados por indios, a todos nos viene a la cabeza la película de John Ford, Centauros del Desierto, protagonizada por John Wayne.
Lo que mucha gente tal vez no sepa es que esta película está basada en una historia real, la de Cynthia Ann Parker. Y es que en 1860 un regimiento de soldados de caballería acompañados de los Rangers de Texas irrumpen en un poblado apache, y como de costumbre, proceden a la masacre de turno.
En medio de la escabechina, aparece una india, llamada Nautdah, que da la casualidad que tiene los ojos azules, y un coronel que estaba allí, la reconoce como su sobrina.

Esta mujer era la madre de Quanah Parker, famoso personaje. Y su historia es muy parecida a lo que vemos en este cómic.

Un asalto indio a una granja o una caravana, una masacre y cuando ven niños, no los matan, se los llevan y los adoptan, de forma que estos asimilan sus costumbres.
La realidad es que luego una vez que son mayores es que era muy dificil que volviesen a su antigua vida.
Esta historia, real, vino muy bien para dar una versión edulcorada de lo que fue la conquista del oeste.

Wyoming Doll

El oeste que nos dibuja Franz.

Wyoming Doll es un western de frontera, en plenas guerras indias, en donde hay un territorio poco poblado, repleto de granjas aisladas, con algún fuerte y en donde los indios hacen todo tipo de asaltos.
La masacre de la caravana no es la única que vemos, y la civilización, como tal, brilla por su ausencia.
Lo que vemos aquí no son soldados o pistoleros contra indios, son más bien familias de granjeros indefensas, que apenas tienen medios para defenderse.

Te muestra el sueño de los europeos por buscar una vida mejor, lo cierto es que esta vida es poco menos que imposible, visto el cómic, y es que aquí no es todo tan bonito como en el cine.

Uno de los protagonistas es un joven muy inexperto que al principio no tiene ni armas para defenderse y el otro es un sioux que se marcha de su tribu, con un futuro más bien incierto.

Lo interesante del cómic es ver como estos dos protagonistas hacen una causa común para buscar el bienestar de la niña protagonista.
De la otra en principio no se sabe nada y se la da por perdida.

Conclusión final.

Estamos ante un western de frontera, muy entretenido, con unos protagonistas muy bien construidos, llenos de matices, en donde ni los blancos son todos buenos ni los indios todos malos.

Es un cómic que toca una temática bastante dura, no estamos ante una historia de héroes si no más bien de victimas, y no escatima en mostrar escenas de violencia.

Una de las cosas que me llama la atención de Franz es la cantidad de tomahawks, hachas y mazas diferentes que dibuja a lo largo del cómic.

En definitiva, como amante del western, un cómic de lo más recomendable.

Último Aliento, un western de Thierry Martin

Último Aliento, un western de Thierry Martin

Hoy traemos Último Aliento, un western curioso, un ejercicio de Thierry Martin que ha publicado Spaceman Project. Un tebeo muy interesante.

Uno de los aspectos que más me fascina del comic y que me hace adorarlo es la libertad. Otro aspecto es la posibilidad de descubrir artistas espectaculares que no sabes de donde salen pero cuando los encuentras dices….¿Dónde ha estado éste tipo hasta ahora?

La obra

Thierry Martin se propuso el reto de dibujar una viñeta al día durante 200 días, sin diálogos, ni una sola línea de texto.

El resultado de ese trabajo es Último Aliento: un western de venganza crudo, donde la fuerza del relato radica en el poderoso dibujo de trazo grueso y manchas de tinta que te deja embobado en cada página. La historia aquí no es lo que más importa, al fin y al cabo es un argumento visto infinidad de veces.

Pero en ocasiones prima tanto el cómo se cuenta sobre el qué ,que si el método está bien hecho da lo mismo que la historia sea más o menos original. El proyecto es tan interesante, el aspecto gráfico tiene tanta fuerza y carga emocional, que sin un argumento original Martin consigue darnos una obra magnífica.

La ira de un hombre, la locura convertida en venganza. Eso es lo que imprime Martin con su trazo. La persecución a una banda entre la nieve y los árboles, reflejado en cada trazo con un juego de sombras magistral. Una carrera por la supervivencia y la matanza final, en un relato lleno de violencia y sangre.

Último aliento

La narrativa gráfica en Último aliento

Es muy complicado renunciar al texto o a los bocadillos y apostar todo el comic al apartado gráfico: la narrativa debe ser excelente para que el comic no quede cojo o con sensación de ser confuso. Por eso admiro y me suelen atraer tanto los tebeos mudos. Son experimentos que destilan la quintaesencia del arte narrativo gráfico y cuando sale bien, como es el caso, es una tremenda gozada.

Se puede debatir si merece la pena gastarse dinero en un tebeo que se lee en apenas 20 minutos a pesar de ser bastante grueso, y es cierto que para muchos puede suponer un desembolso excesivo para el tiempo que te dura. Pero en mi opinión el precio también va en la forma de disfrutar de una obra como ésta, lo caro te lo puede parecer en función de si disfrutas o no el tebeo, pero para mí ha valido la pena cada céntimo que vale.

Además, la edición de spaceman project es de una calidad excelente. Un tomo muy elegante en tapa dura, con gramaje consistente y un papel grueso de gran calidad.

Conclusiones

Al final, tebeos com Último aliento es lo que yo busco en el comic, cosas diferentes, arriesgadas, valientes, que pongan al límite las posibilidades del medio. Cuando me encuentro una obra que hace esto salgo super contento.

El autor

Thierry Martin, licenciado en artes gráficas por las Bellas Artes de Perpignan y Nancy , también se formó en storyboard en los Gobelins de París. Realizó storyboards para televisión y cine de animación antes de dibujar una adaptación del Roman de Renart en tres volúmenes.

Su colección de dibujos en blanco y negro publicada en 2019, Last Breath , es originalmente una improvisación silenciosa publicada a diario en Instagram , que cuenta una historia de venganza en el universo del western.

En 2021, su álbum de Mickey apareció en la colección Disney by Glénat , que diseñó con un guión de Jean-Luc Cornette . El mismo año, participó en el álbum colectivo e internacional Batman The World donde con el guionista Mathieu Gabella, dirigió al superhéroe en el Museo del Louvre.

John Tanner El cautivo de los mil lagos

John Tanner El cautivo de los mil lagos

John Tanner, escrito por Christian Perrissini y dibujado por Bobo Pavlovic, es un cómic publicado por Yermo Ediciones. Basado en una historia real, nos ofrece una imagen del oeste americano un tanto alejada de los tópicos cinemátográficos.

Argumento

La historia comienza varios años después del final de la Guerra de Independencia. Los colonos de los nuevos estados se empiezan a expandir hacia las tierras del interior y buscan un futuro mejor.

En esta situación se ve la familia de nuestro protagonista. Se adentran en la región de los Grandes Lagos y se establecen en una cabaña abandonada.
Un núcleo familiar compuesto por un matrimonio, cuatro niños, muchas esperanzas, pocos recursos y un futuro muy duro por delante.

A los pocos días de establecerse con los suyos en una cabaña deshabitada, Tanner es secuestrado por dos indios ojiwa.
Apartado por los suyos, llevado hacia tierras controladas por distintas tribus de indios, el joven Tanner perderá todo el contacto con su familia y se criará bajo las constumbres nativas.

John Tanner, a lo largo de la historia, intentará adaptarse al modo de vida indio, pasando todo tipo de penurias, pero siempre con la mente puesta en escaparse y volver con los suyos.

John Tanner

Personajes históricos.

Lo cierto es que lo que sabemos de John Tanner procede de las memorias que escribe el doctor Edwin James, como bien nos cuentan en el prólogo del cómic.
Destinado en el fuerte Mackinac, en el año 1827, James, un cirujano, conoce a John Tanner, que en ese momento tiene 30 años, y es el intérprete del comandante del fuerte.

Vidas y costumbres de los nativos americanos.

Estamos ante un cómic del oeste un tanto peculiar. Primero, por que no es un western al uso. Se toca el tema de la expansión de los americanos y el desplazamiento de los indios pero estos todavía no ha surgido la fiebre del oro y la migración masiva hacia el oeste tardará unos años en llegar.

Segundo, y lo más importante, no es un cómic de acción propiamente dicho. El objetivo de la obra es conocer la vida y costumbres de los indios, y aquí es donde se ve la documentación y el acierto de Christian Perrissini por que veremos detalles muy curiosos.

En primer lugar, el motivo del secuestro de Tanner, que no lo vamos a desvelar para no fastidiar a nadie la historia.
Por otra parte, las tumbas de los indios. Os invitamos a que os documentéis en google, y es que no todos los indios quemaban a los suyos en piras funerarias.
La pobreza y la miseria en la que viven. Esto se hace patente a lo largo de la historia, y es que Tanner pasa primero por un poblado, para después establecerse con los Ojibwa durante varios años.
Aquí se nota la miseria, los efectos del alcohol entre los indios y el estilo de vida que llevan, muy duro y precario.
Para acabar, es vendido a un clan ottawa, y estos viven todavía peor que los shawnee.

La sociedad india.


Sin entrar en muchos detalles, el cómic si nos deja alguna pincelada de lo que es la sociedad india y de como se organizan.
El rol de la mujer dentro de la tribu, en donde se encarga de las tareas más pesadas, ayudadas en este caso por los niños, los guerreros, las labores de caza, el estilo de vida nómada, en función de la temporada y de como emigran hacia zonas en donde haya abundancia de caza.

El mensaje de fondo es que todo lo que vemos está muy lejos de la visión romántica del oeste americano.

La conclusión que sacas después de ver todo esto, es que la vida, en aquella época, valía más bien poco, y es que muy lejos de la épica cinematográfica, las batallas, asaltos a diligencias o a fuertes, aqui te puedes morir por una simple infección o por una caída en la que te rompas la rodilla.

La realidad de la época es que muchos de los indios mueren debido a las enfermedades que les traen los blancos.

John Tanner
Apartado gráfico.

Boro Pavlovic es el dibujante de esta obra . Si algo destaca en John Tanner es los paisajes que dibuja.
Las tierras de los Grandes Lagos, la naturaleza salvaje, todavía libre de los efectos de la civilización..
Por otro lado, la descripción gráfica a la hora de precisar la precariedad de la vida en aquel momento, tanto en las viviendas de los blancos como sobre todo en los poblados indios.
Su dibujo no necesita de cuadros de texto para explicar cosas que ya se ven en las viñetas.

La edición.

Como suele ser habitual en Yermo Ediciones, la edición es sensacional. Tanto al principio como al final del cómic tenemos unos extras que nos ayudan a contextualizar la obra.
Por un lado, sirviendo de prólogo, tenemos información acerca del protagonista de la historia, y para acabar, nos hablarán de las distintas tribus y clanes indios, de como evolucionan, hacia donde van moviendose debido al impacto de la ocupación del hombre blanco y como esto influye en su modo de vida y en las distintas guerras por el territorio que tienen entre ellos.
Todo esto acompañado por dibujos en blanco y negro de Boro Pavlovic.

Conclusión.

En John Tanner vemos la cruda realidad de la sociedad de la época.
Por un lado, los blancos que buscan un futuro mejor en unas tierras que no son las suyas, por otra parte, los indios, que se defienden como pueden y ya se intuye que llevan las de perder en este conflicto.
Los autores reflejan muy bien como Tanner tiene que adaptarse a un modo de vida completamente diferente, en donde todo es mucho mas duro.
A pesar de que en este primer volumen nos cuentan solamente la infancia del personaje, vemos detalles que nos llevan a pensar que en caso de volver con los blancos no va a ser sencillo.
Alejado de tópicos cinematográficos, estamos ante un cómic muy recomendable y que tiene un dibujo espectacular.




Caatinga Hermann Uppen

Caatinga Hermann Uppen

Caatinga es un álbum autoconclusivo dibujado por Hermann Uppen, uno de los autores más relevantes del panorama europeo.
Si bien las tres obras más importantes de Hermann son Jeremiah, Las Torres de Bois Maury y Comanche, Caatinga podría estar enmarcada en un grupo de historias autoconclusivas como Redención o El Coyote. Estas, además de ser entretenidas y estar muy bien dibujadas, son ideales para iniciarse con este autor si no lo conoces.

Argumento de Caatinga.

Nos situamos en la selva brasileña, en el primer tercio del siglo XX. La historia gira en torno a una disputa de tierras y como los terratenientes, amparados en la corrupción de la policía y el ejértico imponen su ley. El más débil lleva las de perder y se juntan una serie de elementos característicos en muchos westerns: pobreza, injusticia, reacción violenta a esa injusticia. Como consecuencia ya tenemos a un par de forajidos lanzándose a la aventura.

Caatinga

El entorno de Caatinga.

Lo original de la obra es el marco histórico que nos ofrece Hermann. Y es que estamos en la selva brasileña, un terreno árido, inóspito y traicionero, pero no estamos en la época del oeste americano.
El progreso no llegó de la misma forma a todas partes, y las normas que imperaban en el salvaje oeste estuvieron vigente durante unos cuantos años en sitios como Arizona, Méjico o Brasil.

Regiones pobres, alejadas de las grandes urbes cosmopolitas en donde empezamos a ver carreteras, ferrocarriles, algún coche de vez en cuando, pero lo cierto es que los caballos,rifles y pistolas siguen estando a la orden del día y no hay demasiada diferencia entre el viejo oeste americano.

Por otra parte, Hermann hace un ejercicio de crítica social ya que la pobreza, la dureza del entorno, la falta de futuro hace que mucha gente no tenga otro recurso que hacerse bandolero.
Estariamos ante un western crepuscular, solo que tiene un detalle que le hace distinto, algo que no vas a ver en una película italiana de Sergio Leone o de Sergio Corbucci, y son Los Cangaçeiros.

Caatinga

Los Cangaçeiros.

Estos personajes ya aparecen en la obra de Hugo Pratt, concretamente en la historia “Bajo el signo de Capricornio”.
Los Cangaçeiros eran bandoleros que hacen su aparición en el Brasil de primeros del siglo XX y están dando guerra al menos 40 años.
Son una figura habitual en el folklore brasileño y sus características son similares al bandolero de Sierra Morena del siglo XIX en España.
Básicamente la historia que nos cuenta Hermann sigue estas características: Gente pobre que vive en zonas áridas, que tenían cuentas pendientes con la justicia de diversos tipos y que se organizaban en bandas para atacar a los grandes terratenientes. Dentro de estas bandas armadas podían incluirse las mujeres o incluso familias enteras de los cangaçeiros.
Aunque en un primer momento iban contra los intereses de los terratenientes, más adelante no dudaron en vender sus servicios al mejor postor.

La historia de estos bandoleros acaba en los años 40 ya que los veían como un peligro emergente para el orden social y fueron perseguidos ferozmente por el gobierno.

Caatinga
Valoración de Caatinga.

Estamos ante una historia que posee los elementos del western, ambiantada en un marco histórico poco habitual en los cómics pero muy bien detallada.
Solo con ver la primera página Hermann ya nos cuenta como es el terreno en el que se desarrolla la obra y está repleta de pequeños detalles muy interesantes.
Es un cómic muy violento, bastante desgarrador y tiene la ventaja de ser autoconclusivo, y la desventaja de que está descatalogado desde hace bastante tiempo.
Lo publicó Planeta Agostini a finales de los 90 y tuvo además una tirada limitada de 500 ejemplares.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.