Reseña El Diablo

Reseña El Diablo

“Me llamo Moises Stone, soy hombre de pocas palabras” así comienza El Diablo, este western atípico de genero negro.
En mi nueva escala de valores, cualquier cómic que me lea de una sentada sin mirar el móvil ni una sola vez, significa que me ha gustado, y El Diablo, lo ha conseguido.

El personaje.

No es necesario para esta reseña , pero por respeto al personaje hay que comentarlo brevemente, El Diablo , Lazarus Lane, es un personaje que apareció por primera vez en All-Star Western #2 ,de la mano de Robert Kanigher y Gray Morrow ,en octubre de 1970.
Un cajero de banco del siglo XIX, que casi asesinan una banda de ladrones y que cae en coma después de que le caiga un rayo, un chaman nativo americano le revive adquiriendo poderes…… apareció en Jonah Hex y en Weird Western Tales.

Gerard Jones y Mike Parobeck le dieron una segunda oportunidad en otra colección de 16 números, llamándose en esta ocasión Rafael Sandoval.
Bien , antes de que digáis “para el carro , que yo me bajo” aclarar que nada de esto es necesario saberlo para disfrutar del Diablo de Azzarello, ya que solo se toma el nombre del personaje para la historia que nos ocupa hoy y nada tiene que ver con su pasado.

Argumento.

Al empezar la lectura ,ya en las primeras paginas me vino a la mente una frase del viejo Clint en “La muerte tenia un precio” : «Dime. ¿No se supone que el shérif debe ser valiente leal y, sobre todo, honesto…? Pienso que necesitáis un nuevo shérif”. Pues bien, esta frase lo define perfectamente, ya que Moises Stone no es ese Shérif modelo que algunos podéis tener en mente. En la portada de mi edición se nos indica claramente “ para lectores adultos” y es correcto, tenemos sexo, muertos, tumbas, asesinatos, palabrotas y ese toque “weird” que inunda toda la obra.

Básicamente la historia es una persecución, aunque en muchos momentos se invierten los papeles, al mas puro estilo de lo que le pasaba a Schwarzenegger en Depredador, siendo este uno de los alicientes de este cómic. Que culmina con un final redondo digno de Keyser Söze.

Los autores.


En el apartado de los artistas tenemos otra clave de esta historia ,por que seamos sinceros, si te ha llamado la atención este cómic, aparte de su portada de Tim Sale, es por el nombre de Brian Azzarello seguramente, y decir Azzarello es decir “100 Balas” o sea premios Eisner y Harvey.
Es obligado mencionar también que el autor probo suerte con otro western, Loveless , también para el sello Vertigo .
Al dibujo tenemos a Daniel Zezelj ,el croata tiene un estilo reconocible por su trazo grueso, que quizá en otros guiones no encajaría por exigir mas detalle, pero que aquí contribuye perfectamente a conseguir el ambiente asfixiante que busca Azzarello. Podéis ver mas de su arte ya en el genero de superhéroes, en la serie limitada de Capitan America : “Dead Men Running” .

La edición de Norma de El Diablo, incluye un articulo de Julian M.Clemente y las 4 portadas de Tim Sale de la serie regular Americana.

Resumiendo, si te gusta el Western, las historias cortas autoconclusivas, o si por la razón que sea no has leído nada del afamado escritor de Cleveland y quieres hacerte una idea de su estilo, este cómic te interesa.

José Ramón De Pedro.

Reseña El hombre que mató a Lucky Luke

Reseña El hombre que mató a Lucky Luke

Si hay un personaje icónico del western en clave humorística ese es sin duda Lucky Luke. Creado por el belga Morris, se publicaba en el Almanach 47 de Spirou desde 1946. Tuvo varios guionistas, entre ellos Goscinny, popular por crear a la pareja de galos Axtérix y Obélix.

Con motivo del 70 aniversario, Mathieu Bonhomme publicó ésta historia a modo de  homenaje. Bonhomme nació en Paris en 1973. Desde pequeño pasaba mucho de su tiempo libre dibujando, y en los últimos cursos del colegio, estudió para obtener una calificación en arte y diseño, que obtuvo en 1992.

Su encuentro con Christian Rossi, Serge Le Tendre y Jean Claude Mézières fue decisivo. Mathieu pasó los siguientes cinco años aprendiendo de ellos. , recibiendo consejos y técnicas en todas sus formas, que puso en práctica en pequeñas publicaciones para las revistas Spirou, , Je Bouquine, Grain de soleil, Maximum, D-Lire, Image Doc.

En 2002 comienza la serie Esteban sobre los balleneros, y el western Texas Cowboys junto a Lewis Trondheim.

En el hombre que mató a Lucky Luke nos encontramos una historia alejada de la parodia y el humor propias del personaje. Es un western crepuscular donde las notas de humor se reducen al máximo, y Bonhomme le da un tratamiento mucho más realista. El caballo de Luke, Jolly Jump, aquí no habla, si bien si da muestras de ser muy inteligente.

La trama arranca con el cuerpo de Lucky Luke en el suelo, aparentemente muerto, mientras su asesino se jacta de haber derribado por fin a la leyenda. A partir de aquí, retrocedemos para ver todo lo que ha pasado y cómo se ha llegado a esa escena inicial.

 

El solitario cowboy llega al pueblo de Froggy Town en una noche de tormenta. Su intención es pasar la noche y descansar para partir al día siguiente, pero su sentido de deber y justicia le hacen quedarse para investigar el robo de oro a unos mineros. Las sospechas recaen sobre los indios, pero los hermanos Bones, que rigen el pueblo con despotismo, parece que tienen algo que ver.

Junto al legendario pistolero Doc Wednesday, Lucky Luke se enfrentará a ésta despiadada familia.

A pesar de ser una historia como he dicho carente del característico humor del personaje, Bonhomme consigue que siga teniendo el espíritu de Lucky Luke, gracias a los pequeños detalles como mascar briznas de hierba o la famosa escena final  donde sigue su camino al horizonte cantando.

Es cierto que es un argumento ya muchas veces visto en el género, pero para que algo sea bueno no tiene por qué ser original, y el autor utiliza todos los elementos necesarios para crear una pequeña joya.

Pero lo que destaca por encima de todo es el dibujo y el color. Un estilo cuidadísimo y elegante de línea clara que le sienta como un guante, y una paleta de colores riquísima y muy bien utilizada. Bonhomme se encarga de todo, guión, dibujo y color, el solito se lo guisa y se lo come y no le sale precisamente mal.

 

Además es un tebeo que funciona tanto para los que no hayan leído nunca al personaje, y puede ser un buen inicio para conocerle, como para los que ya son fans, que encontraran guiños y situaciones que les hará ilusión.

 

Un western muy a tener en cuenta.

 

Editado por Kraken a un precio de 20 €.

Ken Parker La Leyenda del General.

Ken Parker La Leyenda del General.

Desde hace algo más de año y medio, Ecc ha sacado al mercado la colección de Ken Parker, uno de los mejores westerns europeos, junto con Blueberry y Comanche, pero que en nuestro país hasta ahora no había tenido demasiada difusión y del que había muchísimas historias inéditas.

Pasado este tiempo y una vez leídos 16 números de la serie, podemos asegurar que Ken Parker va más allá del western, y es que además de todos los típicos y tópicos del género, veremos localizaciones y situaciones que en otros westerns no son frecuentes, y me viene a la memoria una aventura en donde el protagonista es embarcado a la fuerza en un barco de balleneros o la continuación de la misma en Alaska, rodeado de esquimales.

(más…)

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.