Hoy vamos a hablar de un cómic de Batman de principios de los ochenta, Batman # 348 titulado Shadow Play y que está guionizado por Gerry Conway y dibujado por el genial Gene Colan.

Gene Colan aterriza en Batman en el número 340, dibuja también en la colección de Detective Comics, puesto que las historias en muchas ocasiones van saltando de una colección a otra y en Batman sería el quinto número que dibuja. En Detective Comics, a estas alturas, solamente había dibujado los números 510 y 512.


El objetivo de este tipo de reseñas, que haré de vez en cuando, es básicamente el de divulgar una etapa poco conocida en nuestro pais, y es que en muchas ocasiones da la sensación de que entre el Batman de Neal Adams y el año 1 de Frank Miller, solo está la etapa de Steve Englehart y Marshall Rogers, y no, lo cierto es que hay muchos números muy interesantes, pero de dificil acceso en castellano.
Por otra parte, hay que entender el esquema de publicación de las series americanas de la época, y es que en muchas ocasiones una historia que empezaba en un número de Batman continuaba en uno de Detective Comics, con lo cual se complica más aún la lectura.

De cara al lector español, que siga las series según se publican en España, conviene avisar que esta época coincide con el paso de Bruguera al volumen 1 de Zinco, aquel que dura 20 números y es de formato revista, cuando Zinco todavía no había adoptado el formato de cómic book.
En cuanto  a lectores más jóvenes, que no estén familiarizados con el personaje de finales de los 70 y principios de los 80, conviene explicar ciertas cosas para poner la historia en contexto, ya que si no sería más difícil analizarla.

Batman en la decada de los 70.

A mediados de los años 70 la colecciones de Batman y Detective Comics experimentan ciertos cambios, y es que nos encontramos con un Batman en donde los guionistas hacen un gran énfasis en su faceta detectivesca, y sobre todo en ser un héroe solitario, y es que Robin en aquella época iba a la universidad y por otro lado actuaba con los Jóvenes Titanes, de forma que aparecía de manera muy esporádica en la serie, en donde de vez en cuando tendríamos historias cortas en forma de complemento en donde precisamente Robin era el protagonista.

Por otra parte, durante estos números, la serie tiene una subtrama paralela a la acción principal del cómic, que en raras ocasiones suelen ser sagas largas, sino más bien historias de uno o dos números de duración en donde pueden perfectamente continuarse de Batman a Detective Comics, “obligando” al lector de aquella época a comprarse las dos series.

Hay varios personajes secundarios importantes, como Lucius Fox, el ejecutivo que apoya a Bruce Wayne en Industrias Wayne, Alfred, el mayordomo, que tiene un papel muy activo en las historias, no se dedica a quedarse en la mansión y ya que estamos, la mansión Wayne.

Durante una época muy larga, Bruce Wayne abandona la mansión para irse a vivir a un ático en el centro de Gotham, con el pretexto de que así llegaría antes al auxilio de cualquier amenaza que hubiese en la ciudad, y es precisamente en este número cuando vuelve definitivamente a la mansión, con lo cual es importante.

Ya desde hacía unos números había vuelto a aparecer Robin con cierta frecuencia, Lucius Fox sin embargo iba quedando aparcado de la serie, y es que Bruce Wayne había delegado sus funciones de presidente de industrias Wayne en el bueno de Lucius.

En este número que nos ocupa, el protagonista es Man Bat, y viene a cerrar una historia anterior narrada en los números 341 y 342 dibujados por Irv Novick, otro gran dibujante de aquella época.

Man Bat es un personaje que hace su primera aparición en Detective Comics, en el 400, y es un científico llamado Kirk Langstrom que ha experimentado con un suero que le ha convertido en un murciélago, amplificando ciertos sentidos, pero que también le provoca un problema puesto que su parte animal va dominando a la parte humana.  Cuando la parte humana todavía tiene el control, Man Bat intenta ser un luchador contra el crimen, emulando a Batman, pero al final acaba luchando contra él y Batman se ve en un problema, puesto que estamos hablando de un enfermo, no de un villano, situación que también vive con Dos Caras.

En los números 341 y 342, Man Bat se mete en la mansión de Wayne, la cual en ese momento está abandonada, y después de una lucha entre ambos, el personaje de Man Bat queda aparcado, para retomar otro tipo de argumentos.
Pues bien, en este número 348, Francine Langstrom la mujer de Man Bat, se presenta en la mansión Wayne para pedir ayuda, y es que prometieron ayudarle y lleva tiempo en paradero desconocido.
A nivel argumental, una de las características de esta época era que las tramas se continuaban pero dejando pasar varios meses entre historias que estaban conectadas, intercalando a su vez otros hilos argumentales paralelos.
De esa forma, durante un año, el lector podria ver aparecer a Man Bat, Dos Caras o Poyson Ivy dos o tres veces en Batman y Detective Comics y todas esas apariciones simultáneas y alternativas desembocarían luego en una historia final.

El resumen de la historia:

Batman se lleva a la hija de Man Bat con él a buscar a su padre a las cuevas que hay debajo de la mansión con la esperanza de que al verla entre en shock y reaccione, recuperando la cordura.
Veremos una lucha entre ambos personajes en donde Gene Colan se luce con los lápices, y es que su trabajo en Tomb of Dracula aquí se nota y mucho, ya que el escenario en donde se presenta la pelea entre ambos son las oscuras cuevas y le da un aspecto al personaje de Man Bat que recuerda bastante al de un vampiro, incluso veremos una viñeta en donde a Batman parece que le han salido colmillos.
Man Bat agarra a su hija, se la lleva con él golpeando a Batman y a pesar de su salvajismo y su falta de entendimiento, el contacto con su hija le hará finalmente entrar en razón, momento que aprovecha Batman para inyectarle un antídoto que le haga volver a la normalidad.

Con esto se cierra un arco argumental y vamos viendo como Gene Colan se hace con la serie, en donde no tardaría en introducir su tema favorito, el vampirismo.
Estaría bien una reedición de este material ya que es difícil de conseguir actualmente.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.