Dibujado y guionizado por Jean-Yves Mitton , autor de obras como Crónicas Bárbaras, Vae Victis o Queztalcoat, en Ben-Hur nos vamos a encontrar la adaptación al cómic de la novela del escritor Lewis Wallace, del año 1880.

Conviene contextualizar las cosas, siempre lo digo, y es que esta novela en su momento es todo un hito en el mundo de la literatura, y es que fue todo un éxito de ventas en Estados Unidos, ahora, cuando hablas de Ben Hur, es inevitable pensar en la película de William Wylder de 1959, protagonizada por Charlton Heston, y mira tu por donde, en este cómic vamos a ver varios guiños a la película.

El título original del libro es Ben-Hur: A Tale of the Christ, y es que la historia empieza con el nacimiento de Jesucristo, y así es como empieza el cómic.
En pocas páginas, Mitton crea un marco histórico y social. El nacimiento de Cristo, la situación de Judea ante la ocupación romana y como los judios se rebelan ante esto, y es que en el ambiente flota la idea de que va a venir un rey salvador, aunque claro, estas cosas cada uno las interpreta como mejor le conviene.

Esa lucha entre las costumbres romanas y judias la vamos a ver reflejada en el protagonista de la historia, Judá Ben-Hur, un príncipe judio que se dedica al comercio y lleva una vida próspera y acomodada, y Massala, un amigo de la infancia que ha vuelto a Judea, convertido en un Tribuno, el cual ha asimilado las costumbres romanas.

Independientemente de que Massala haya cambiado y sea bastante cruel, por que el tio tiene pinta de ser un psicopata de cuidado, no deja de ser interesante el intercambio de opiniones que tienen ambos, y es que los romanos, bajo su punto de vista, llevan la prosperidad y el bienestar al mundo ( previo derramamiento de sangre, eso sí) y los judios quieren conservar sus tradiciones, las cuales, según Massala, les impiden prosperar, ya que su religión les frena ciertos desarrollos culturales y el difrutar una serie de placeres que te otorga la vida.

Cualquiera que haya visto la película sabe lo que pasa a continuación, y es que Ben-Hur y su familia caen en desgracia, ya que son acusados de atentar contra la vida del Procurador romano, ha sido un accidente, pero Massala que está bastante resentido con su amigo de la infancia aprovecha para mandarle a galeras, encierra a su madre y hermana en una cárcel de mala muerte y a partir de aqui se desarrolla una historia en donde Ben-Hur va a luchar por restituir su honor.

Y es lo malo de dejar cabos sueltos, por que con los años Ben-Hur acabará volviendo.
A lo largo de una serie de capítulos veremos a Ben-Hur primero de galeote en un barco romano, despúes convertido en heredero de un importante militar al que salva la vida después de un naufragio en una impresionante batalla y más tarde volverá a Judea para buscar a su madre y su hermana.

En cuanto al contexto histórico, Mitton es muy meticuloso en ciertas cosas, como la nave romana que parece una fortaleza, la batalla naval que recrea en el segundo tomo de la historia, las situación política de Roma y las luchas por ganar el favor del César Tiberio y el ambiente que se vive en Judea ya que hay rebeldes preparados para arremeter contra los romanos.

Mención aparte merece la secuencia de la carrera de cuadrigas, en donde tendremos varios guiños a la película, y para acabar, la parte religiosa, que es el trasfondo de toda la obra, que se deja sobre todo para el último capítulo en donde asistiremos a escenas como la detención, pasión y muerte de Jesucristo, que independientemente de las creencias de cada uno, hay que reconocer que en el cómic están muy bien enmarcadas.

En resumen, si te gusta el cómic histórico y en especial la obra de Jean-Yves Mittón, aprovecha ahora que esta edición está de oferta circulando por ahí.


¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.