La Patrulla X de Neal Adams tal vez sea una etapa infravalorada o quizás poco conocida para el gran público, digo quizás porque en los últimos años se han publicado varias ediciones de esta obra, que durante bastante tiempo sólo estuvo disponible en los tebeos de Ediciones Vértice.

Para entender bien el impacto que supuso la llegada de este autor a la colección es necesario explicar la situación de los mutantes dentro de la editorial Marvel, y es que en aquellas fechas eran el patito feo, la serie que menos vendía, y tenían todas las papeletas para echar el cierre, como así pasó.

Los antecedentes:

En los números anteriores a la llegada de Neal Adams, varios autores se habían hecho  cargo de la serie.
Tendremos a Gary Friedrich y Arnold Drake en los guiones, y dibujantes como Wernert Roth, Don Heck, Jim Steranko y un Barry Smith que todavía no había comenzado a dibujar Conan y que en esos momentos no era un dibujante estrella.

Si nos ponemos a analizar la colección, La Patrulla X, a diferencia de Los Vengadores, no tenía una gran variedad de personajes, ya que su formación era fija y estable, y a diferencia de los 4 Fantásticos, cuyos acontecimientos la convertían en el epicentro de la editorial, ya que estos influían de forma directa en la configuración del Universo Marvel, esta serie estaba algo apartada del resto de personajes de la editorial, salvo algunos crossovers esporádicos en donde veríamos a personajes como Los Vengadores, la Antorcha Humana, el Conde Nefaría y poco más.

En estos números previos a la llegada de Neal Adams,  ya vemos una Patrulla X ya más adulta, sin la tutela de un Profesor Xavier que en esos momentos estaba muerto, y con el peligro de disolverse como grupo.
Estamos ante unos personajes que se enfrentan al mundo exterior, sin la protección de la escuela del profesor y  algo cambiados.  Eso de ir todos con el mismo uniforme ha quedado ya muy lejos.

Resumiendo: es una Patrulla X bastante cambiada respecto a los inicios de Stan Lee y Jack Kirby.

En el número 49, con portada de Jim Steranko, guiones de Arnold Drake y dibujos de Wernert Roth tendremos dos novedades importantes.

Mesmero, aliado de Magneto, utiliza un arma de rayos para despertar poderes mutantes en los humanos, y es que muchos tienen el gen mutante sin saberlo y sin que se haya desarrollado.
Esto tiene como consecuencia la aparición de un nuevo personaje Lorna Dane, mutante, que más adelante toma el nombre código de Polaris, rompiendo así la formación estática de los cinco hombres x originales.
Posteriormente aparecerá Alex Summers, hermano de Scott Summers, y con esto vemos que el número de hombres x empieza a ser mayor.

Esto implica dos cosas:

La primera es que hay dos hombres x nuevos y pasan a ser siete, y la segunda es que se deja la puerta abierta a que haya muchos más mutantes, y es que hasta la fecha los mutantes aparecían con cuentagotas. Personajes como Unus el Intocable o La Mole se habían unido a la Hermandad de Mutantes Diabólicos. Mercurio y la Bruja Escarlata dejan la Hermandad para pasar a Los Vengadores.
El Mímico tuvo un final trágico y Banshee después de un enfrentamiento con la Patrulla X desaparece de la serie.
Por unas cosas u otras, la formación permanecía inalterable y nunca pasaba de cinco miembros.

La segunda consecuencia, el baile de personajes y los contínuos cambios, imitando así el esquema de la serie de Los Vengadores, ya no la veríamos hasta el Giant Size X Men 1, y es que a esta Patrulla X original le quedaban dos telediarios.

Esto que ahora nos parece lo más normal del mundo, y en aquellas fechas era toda una novedad , daba más juego a los guionistas, como veríamos con el triángulo amoroso formado  Lorna Dane, Bobby Drake y Alex Summers.

Pasada la breve etapa de Steranko, y después de una aparición fugaz de Barry Smith en una historia donde veremos a Blastaar, entramos de lleno en la etapa de Neal Adams.

Neal Adams es contratado para Marvel siendo ya una estrella, había hecho trabajos importantes para Dc, en donde además de dibujar hacia sus propias historias.
Trabajos en series como   Our Army at War, The Brave and The Bold o House of Mistery le respaldaban, además de ser un brillante portadista.

Por otro lado, Adams se hace cargo de la serie que menos vende lo cual le viene muy bien ya que se le permite experimentar con un dibujo distinto, una composición de viñetas totalmente revolucionaria y una narrativa innovadora.

Total, la serie no podía ir a peor y se podía correr un riesgo con el estilo de Adams.

Dibujos que se salen de las viñetas, composiciones de página un tanto irregulares, que a veces dificultan la lectura de la página y splahs page impresionantes hacen de Adams un dibujante diferente.

Además de la Tierra Salvaje, en esta etapa se recupera a los Centinelas, esos robots gigantes cuyo fin es aniquilar a los mutantes.
En una nueva vuelta de tuerca al concepto de los  Centinelas, veremos que aquí se les va la cosa de las manos y se vuelven contra el hijo de su creador, Simon Trask, el cual también resulta ser mutante, lo cual nos lleva a lo que vimos en el número 49 de la serie:
Empieza a haber muchos mutantes sueltos y descontrolados.
Tendremos también la aparición de un mutante japonés llamado Fuego Solar, pero lo que marca quizás esta etapa es la creación de un villano llamado Saurón, nombre dado en homenaje a las novelas de Tolkien.

Karl Lykos, verdadero nombre de Sauron, es un científico que siendo joven, en una expedición por la Tierra del Fuego, es mordido por unos pterodáctilos mutantes.
A unos les picaba una araña, a este un bicho prehistórico. y nada, otro mutante más a añadir a la colección.
Con el tiempo Lykos desarrolla un poder, y es que puede drenar la energía vital de otros organismos, lo cual es muy tentador, para que engañarnos.
La Patrulla X acude a su clínica para buscar un tratamiento para Alex Summers, el cual sale malparado de su aventura en Egipto, y Lykos, debido a esta sobredosis de energía, se convierte en Saurón.

Si alguno ve ciertas similitudes entre Saurón y Man Bat, pues hombre, algo hay, para que engañarnos, y es que Man Bat es posterior, pero parece ser que la primera idea de Adams es que Sauron sea un murciélago.

Adams se despediría de la serie en el número 65, en donde tendremos la vuelta de Charles Xavier, que en realidad no estaba muerto, estaba preparándose para combatir a una amenaza alienígena muy peligrosa.  Su lugar lo había ocupado otro mutante llamado El Cambiante, el cual estaba enfermo, y solamente Jean Grey estaba al corriente del tema.

En el número siguiente, dibujado por Sal Buscema y con la aparición de La Masa, la serie cierra,  Las ventas son bajas, a pesar de que con la llegada de Neal Adams habían subido.

Valoraciones:

Siendo una etapa breve, que destaca sobre todo por su dibujo, que es espectacular, hay que valorar también las aportaciones que hace a nivel de argumento.

Resumiendo, el tándem Roy Thomas & Neal Adams intentan salvar las ventas de la serie, sin conseguirlo, ya que esta cierra, pero ampliando varios conceptos y creando otros, que posteriormente fueron utilizados más adelante a partir del mítico Giant Size 1.
Personajes como Fuego Solar serian recuperados y más adelante veríamos de nuevo a Karl Lykos, esta vez en la Tierra Salvaje.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.