Anunciada la reedición de los New X-Men de Grant Morrison por Panini, 7 volúmenes a un precio de 15 euros, en El mundo del Cómic echamos la vista atrás y recordamos una de las etapas mejor valoradas de los mutantes en las últimas décadas. Un antes y un después para los homo superior y su trayectoria comiquera…

Pero vayamos por partes, y pongámonos en situación.

LA IMPORTANCIA DE LA X Y DE LA 20th CENTURY FOX

Comenzaba el nuevo siglo y los pupilos de Xavier habían alcanzado el éxito en los cines, a pesar de que los lectores habían perdido paulatinamente el interés por sus cómics. Desde la primera marcha de Chris Claremont hacia años, tras lanzar los X-Men diseñados por Jim Lee (en la famosa encrucijada en la que Marvel rompía la baraja en favor del impacto visual en lugar de los guiones); los sucesivos títulos vinculados a la escuela de Xavier iban cerrando. Primero por el hastío del lector hacia la hipermusculación, los dientes apretados, la testosterona y los líos temporales. Luego por la cadencia habitual de historias retro-clásicas cada vez más repetitivas y aburrentes. .

Sin duda, al calor de la cinta de Brian Synger llegaba el momento de relanzar la franquicia… Y el encargo llegaba a manos de uno de los grandes nombres de la industria: el siempre polémico y genial guionista británico, Grant Morrison.

New X Men

MUTANTES CON ESTILO

Así, entre 2001 y 2004, Grant acepta el reto y firma los guiones de lo que se llamaría New X Men, pues se introduce ese adjetivo para afianzar lo que podía considerarse un relanzamiento de la cabecera que ostentó durante un tiempo el podio de ventas en Estados Unidos. Y, aunque no todo el mundo disfruta de cómo Grant llevo los azares del grupo, alegando que no respetaba la esencia de los personajes, es indudable que consiguió enlazar historias mucho más apasionantes que las que había entonces. Y también que logró recuperar la atención del fandom y de la crítica.

Pero el impacto no hubiera sido tanto sin el arte de Frank Quitely, quien “customizo” a los personajes, no sólo al vestirlos con ropa de calle, sino añadiendo nuevos aspectos estéticos que forjaban una imaginería visual potente, enlazada con narrativa limpia y claramente cinematográfica, compactada desde el sello estético propio del dibujante, que añadía nuevas y personales “actitudes” en rostros y figuras.

New X Men Grant Morrison

Luego irían intercalándose dibujantes, como Leinil Francis Yu, en un anual ejecutado de manera apaisada y más que convincente. Luego se incrementaría el baile, con lápices como como los de Ethan Van Sciver, que añadió 20 centímetros de altura a Lobezno sin ningún rubor; Igor Kordey, cuya expresividad era utilizada de forma mucho más feísta que en obras posteriores; con un correcto Phil Jiménez que estilizaba a la pandilla o, incluso, con un algo opaco y recargado Chris Bachalo, que pone atmósfera a los nuevos secretos del proyecto Arma X, cuya última sigla fue desde entonces un número romano… Artistas más que notables, estilos distintos, pero no siempre al servicio óptimo del argumento. Demasiados cambios en el arte que restan empaque a la obra, pero que también años más tarde deja una sucesión de importantes nombres propios del noveno arte.

Especial mención al episodio de Quitely “Silencio: rescate psíquico en marcha”, como soberbio relato, onírico y mudo, del rescate psíquico de Charles Xavier

MUTANTES EN PELIGRO. MUTANTES HEREDEROS DEL MUNDO

Pero no nos desviemos; el creador de obras maestras como Animal Man o Arkham Asylum, se llevó a los mutis a su terreno. En el primer arco se carga (aparentemente) a Magneto, la isla de Genosha y 16 millones de mutantes. Los New X-Men dejan subterfugios, para reivindicarse como los defensores de su especie. Los pupilos de Xavier salen del armario para abrir corporaciones en todo el mundo y empiezan a caer como naipes algunas constantes de la serie: la sinceridad de Xavier (o su árbol genealógico), la castidad de Cíclope, la sensibilidad de Bestia, el pasado de Lobezno… ¿Dolor de cabeza para los más antiguos seguidores? Pues quizá en un inicio sí. Había cierta incertidumbre de qué quería contar.

Si se mira el argumento de forma más global, el británico podía estar respetando, precisamente, la época más clásica de la patrullosa. La escuela vuelve a funcionar, se vuelve al espacio, con los S’hiar y sus conspiraciones y líos imperiales; se devuelve el liderazgo a Cíclope, vuelven los Centinelas, los viajes en el tiempo y, sobre todo, se retoma la creación constante de nuevos personajes y villanos de lo más variopinto. Todo ello aderezado con líos sentimentales para acomodar la vuelta de la Fuerza Fénix y también con muertes sonadas en el horizonte.

Pero, efectivamente, fuera como fuese, en New X Men todo parecía novedoso a primera vista. Todo sorprendente, raro, inédito… Siempre que el lector estuviera dispuesto a mirar viñetas sin muros mentales, sin corsés. Escribo estas líneas y es cierto… Es un no parar de emociones, quizá sólo frenadas por el aspecto gráfico irregular según qué dibujantes.

New X Men

MOSAICO MUTIE

Cassandra Nova, Xorn, Ángel, Pico, Fantomex, Quentin Quite, y la infidelidad llevada a los más elevados niveles. Una obra coral, extravagante, extremadamente disfrutable, con una sucesión de historias que ofrecen nuevos puntos de vista y en definitiva, rompedora. ¿Entre lo mejor de la Patrulla? Sinceramente no para aquellos que busquen todo lo que llevó a la indiferencia a los títulos mutantes. Tampoco para aquellos que esperen la inocencia adolescente de Claremont. Quizás no para mí, que idolatro aquellas aventuras con Byrne, Romita Jr o Paul Smith… Pero ideal para desconectar unos días de la realidad con un buen cómic, con buenos autores e inabarcables dosis de imaginación.

Sólo hay que pensar que en Uncanny por aquel entonces Chuk Austen firmaba nefastos guiones, pero la “nueva”ola propiciaba también que lo sustituyera el patriarca Claremont. Todo volvía a ser posible, el padre de casi todos los mutis modernos volvía al título señero después de 10 años (eso sí, tras un decepcionante amago en Extreme X-Men) para dejarnos otro chorro de historias curiosas… Pero también mucho menos interesantes y creativas que las de su compatriota Morrison, el verdadero responsable del nuevo amanecer mutante, hasta el borrón que supuso Dinastía de M y el “no más mutantes” de la Bruja Escarlata. Pero eso es otro historia, para otro artículo.

FRAN FERNÁNDEZ

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.