Garth Ennis es uno de mis guionistas favoritos del mundo del cómic, sus burradas enfermizas me encantan desde que devorara su Predicador.
Mi grado de admiración por este autor irlandés llegó a su nivel máximo cuando me leí su versión del Castigador del sello MAX que, para mí, es su gran obra maestra, sin desmerecer tampoco su lograda etapa en Hellblazer.
Precisamente Ennis se alía en este Thor: Vikingos con el dibujante británico Glenn Fabry, portadista de su etapa en la serie de John Constantine y de Predicador, para crear una obra sobre el Dios del Trueno que no dejará indiferente a sus incondicionales.

El cómic.

Thor: Vikingos es un miniserie, publicada entre 2003 y 2004, que también pertenece al sello MAX de Marvel, un sello que fue creado por Joe Quesada para dar cabida a cómics de superhéroes desde una perspectiva adulta. En este sello Ennis se siente como pez en el agua y puede hacer lo que le de la real gana, la violencia gráfica y el contenido sexual no tienes límites y, creedme, Ennis puede imaginarse mucha mierda de ese tipo y, creedme de nuevo, Fabry puede dibujarla con todo lujo de detalles. Y si no echad un vistazo a la primera página de este Thor: Vikingos y ya me contáis qué os parece.

Argumento.

La historia de Thor: Vikingos comienza cuando, en el año 1003 D.C. en la costa occidental de Noruega, un grupo de vikingos, tras arrasar una pequeña aldea sin piedad son maldecidos por el sabio del lugar; una maldición que consiste en navegar durante mil años sin encontrar la tierra que buscan, lo que les llevará a navegar a lo largo de varios siglos sin encontrar tierra hasta que se topan con la ciudad de Nueva York del siglo XXI. Convertidos en muertos vivientes estos vikingos comenzarán una matanza y destrucción sin límites, donde veremos decapitaciones, descuartizamientos y hachazos en plena cara, entre otras salvajadas.
Será entonces cuando aparecerá Thor para salvar los pobres ciudadanos de la Gran Manzana.
En un primer enfrentamiento será estrepitosamente derrotado por el líder de esta horda de salvajes vikingos zombies, lo que le hará recurrir a la ayuda del Doctor Extraño para poder vencerles.

El guion es una gamberrada típica de Garth Ennis, que parece jugar a superar en una página la burrada de la página anterior, concatenando escenas gores sin dar un respiro al lector prácticamente hasta el inicio del tercer número, mientras que el dibujo de Glenn Fabry es fabuloso.
Sin escatimar en detalles al retratar la violencia del relato, aportando realeza y crudeza al mismo.

Conclusión.

Aunque en líneas generales he disfrutado con este Thor: Vikingos he de reconocer que el final me ha decepcionado, ya que es un desenlace anticlimático, tópico y convencional, que no está en sintonía con el resto de la obra y con las expectativas que me había creado la historia construida por Ennis.
Este introduce una variante desmitificada del personaje de Thor que finalmente se queda a medio gas.
Sin embargo no por ello dejo de recomendar esta entretenida obra con la que pasaréis un buen rato, que es de lo que se trata.

David Naranjo Murillo.

¡Bienvenido al Mundo del Cómic! Si te interesa leer sobre el mundo del cómic, éste es tu sitio, un blog donde podrás encontrar reseñas e información sobre todo tipo de cómics. En el mundo del cómic hablaremos de todo tipo de obras y autores, desde el cómic europeo más tradicional, hasta los mangas más innovadores y transgresores sin olvidarnos del mainstream del cómic americano (Marvel y DC) y el mercado independiente. Un mención aparte merece el cómic español, del cual trataremos en profundidad, desde lo más clásico a los autores más relevantes que existen ahora en el panorama del cómic español.

Para ello hemos reunido a una serie de colaboradores que participarán de forma asidua en este proyecto que pretende simplemente difundir el noveno arte. Poco a poco los iréis conociendo al tiempo que descubriréis de su mano nuevas (y viejas) historias en viñetas que todo ávido lector de cómics debería conocer.